Noticias
|
05/02/2021

Marilyn Manson: Phoebe Bridgers comparte una desagradable experiencia en la casa del músico

La cantante recordó el día que fue a casa de Manson y conoció “la sala de las violaciones”.

Phoebe Bridgers (foto: Olof Grind) / Marilyn Manson

Todo lo que involucra actualmente a Marilyn Manson es un escándalo. Desde que Evan Rachel Wood tomó su cuenta de Instagram para denunciarlo públicamente por abuso, los problemas para el músico no tardaron en llegar. Tras las acusaciones de la famosa actriz y otras cuatro mujeres, Manson fue desvinculado de su sello discográfico y despedido de dos producciones televisivas.

Pero eso no fue todo. En el día de ayer, Trent Reznor salió a defenderse de fuertes acusaciones que lo involucraban en un viejo caso de abuso junto al denunciado músico afirmando que el relato era pura fabricación y que Manson era "un hombre malicioso". Y ahora, fue el turno de Phoebe Bridgers de salir a hablar y compartir su horrible experiencia con el acusado.

A través de su cuenta de Twitter, la cantante y compositora rememoró una visita a la casa de Manson cuando era una adolescente y expresó:

"Fui a la casa de Marilyn Manson cuando era adolescente con unos amigos. Yo era un gran fan. Él se refirió a una habitación de su casa como la 'sala de violaciones' y pensé que era solo su horrible sentido del humor como chico de fraternidad. Dejé de ser su fan. Apoyo a todos los que se animaron a hablar".

Además, la talentosa artista marcó su postura respecto a las decisiones que están tomando las partes vinculadas al músico: "La discográfica sabía, la gerencia sabía, la banda sabía. Distanciarse ahora, fingiendo estar sorprendidos y horrorizados es jodidamente patético".

Cabe recordar que Evan Rachel Wood no fue la única actriz famosa en compartir su traumática experiencia con Manson. Como reportamos hace unos días, Jenna Jameson -quien mantuvo una relación con el músico en los 90- contó que decidió terminar la relación cuando él le confesó que fantaseaba con quemarla viva.

Las acusaciones de Evan Rachel Wood.