Finalmente, la peor y menos deseable de las posibilidades por quienes amamos la música se convirtió en realidad: Aretha Franklin falleció hoy en su casa de Detroit a la edad de 76.

La triste noticia fue dada a conocer por el propio publicista de la Reina del Soul, Gwendolyn Quinn, a la agencia de noticias Associated Press a través de un comunicado que señala:

“La causa oficial de muerte de Franklin se debió al cáncer de páncreas avanzado del tipo neuroendocrino, que fue confirmado por el oncólogo de Franklin, el Dr. Philip Phillips del Instituto del Cáncer Karmanos en Detroit”.

Franklin, conocida por tener una de las voces más grandiosas de la historia de la música, luchó gran parte de su vida con problemas relacionados con su peso y, durante los últimos años, debió suspender decenas de conciertos argumentando diversas cuestiones de salud, incluida la extirpación de un tumor en 2010.

Lo cierto es que, por más triste que resulte, este escenario se podía prever, ya que, como te informamos hace algunos días, la cantante había disminuído drásticamente de peso llegando a un total de poco menos de 40 kilos y yacía en su casa, rodeada de su familia para despedirla.

“En uno de los momentos más oscuros de nuestras vidas, no podemos encontrar las palabras adecuadas para expresar el dolor en nuestro corazón”, manifestó el clan de la artista en el mencionado comunicado.

“Hemos perdido a la matriarca y roca de nuestra familia. El amor que tuvo por sus hijos, nietos y sobrinas, sobrinos y primos no conoció límites”.

“Nos ha conmovido profundamente la increíble efusión de amor y apoyo que hemos recibido de amigos cercanos, seguidores y fanáticos de todo el mundo. Gracias por su compasión y oraciones. Hemos sentido su amor por Aretha y nos reconforta saber que su legado seguirá vivo. Mientras nos lamentamos, le pedimos que respeten nuestra privacidad durante este momento difícil”, agregaron.

Aretha Louise Franklin, nacida el 25 de marzo de 1942, se despidió de este mundo habiendo dejado 42 discos de estudio, seis álbumes en vivo, 45 LPs compilados y cientos de éxitos.

Ganadora de 38 premios a lo largo de su carrera (20 de ellos, Grammys) y una de las cantantes que más ventas lograron en la historia de la música, Franklin será recordada también por ser la primera mujer en ingresar al Salón de la Fama del Rock ‘n’ Roll en 1987.

Nacida en Memphis, pero criada en la ciudad de Detroit después de algunas mudanzas, Aretha comenzó a cantar en la iglesia New Bethel Baptist Church de su padre para luego quedar en la memoria de millones gracias a clásicos como “Respect“, “(You Make Me Feel Like) A Natural Woman“, “Rock Steady“, “Jump to It” y sus reinterpretaciones de “I Say a Little Prayer” de Dionne Warwick y “Jumpin’ Jack Flash” de The Rolling Stones.

Hoy la música está de luto. Descanse en paz, Reina del Soul.

Comunidad Indie Hoy