Nick Cave está acostumbrado a responder preguntas de toda índole en su blog personal The Red Hand Files. En esta oportunidad, el mítico artista australiano se refirió a cómo afrontar el duelo luego de la muerte de un ser querido.

Antes que nada, sabemos que este es un asunto que ha tocado de cerca a Cave en años recientes; puesto que en 2015 él y su esposa perdieron en un accidente a su hijo Arthur de apenas 15 años. De hecho, Ghosteen, el nuevo álbum de Nick, está dedicado a la memoria de su hijo.

En esta oportunidad, una seguidora llamada Hannah le contó al músico que su madre fue asesinada en un ataque de odio a una sinagoga judía: «A mi madre la mató un supremacista blanco con un fusil AR-15 en nuestra sinagoga, fue asesinada porque un joven sentía que los judíos estaban ‘destruyendo’ la raza blanca. Han pasado casi 8 meses, dejé de contar, y todavía no tengo rabia hacia el asesino, pero sí hacia las personas cercanas a mi madre que, luego de su muerte, reclamaron a mi madre como suya y explotaron la situación a su favor.»

Más adelante, ella agregó las razones por las que le cuesta seguir adelante: «Tengo miedo de soltar la ira, porque siento que me conecta con mi madre y con la tragedia en la cual murió, mi última experiencia junto a ella. Me da miedo de avanzar de alguna manera. Los miembros de la familia están sufriendo de una forma diferente a la mía y eso hace que las cosas sean aún más incómodas. Siento temor de conectarme o sentir el espíritu de mi madre de alguna manera. ¿Tenés algún consejo sobre estos componentes del duelo: la ira; el miedo?».

Al respecto de ese caso tan complejo, Cave respondió:

«Me parece que dentro de la ira existe un significado. Tu ira no solo está justificada, es compasiva y esencial y, como dijiste, te conecta con tu madre, inclusive cuando los que te rodean se apoderan de ella, eclipsando tus sentimientos con sus necesidades propias. La energía justa de tu ira es la espada de fuego que tenés sobre la memoria de tu madre. Puede ser lo que la protege, protegiéndola de las asfixiantes demandas del mundo. Quizá, en este momento, tu ira es una manera de proteger el espíritu de tu madre, de cuidarla, de buscarla, de llamarla hacia ti. Es una ira pura y santa.»

No obstante, él le ofreció una luz de esperanza Hannah en los próximos meses: «Pero también hay otro lugar, un sitio más tranquilo que pacientemente te espera. Tal vez con el tiempo encuentres un momento para soltar la espada y, hablando en el silencio sagrado, habla con tu madre, con pena, en anhelo y en su presencia, y quizá encontrarás algún consuelo allí.»

En ese mismo blog, hace algunos meses el líder de The Bad Seeds habló sobre cuando PJ Harvey le rompió el corazón y lo que pudo aprender de esa experiencia.