Foto: Instagram @parisjackson

Ayer sábado 16 de marzo, TMZ reportó que Paris Jackson fue hospitalizada por un intento de suicidio. Más tarde, el mismo portal confirmaba que la hija de Michael Jackson estaba bien y había sido dada de alta.

Sin embargo, a las pocas horas la misma Paris Jackson utilizó su cuenta de Twitter para desmentir tal información, de una manera muy furiosa. La joven de 20 años respondió el tuit de TMZ diciendo: «Váyanse a la mierda, mentirosos de mierda».

TMZ informó en su reporte que fuentes cercanas a la familia les revelaron que el intento de suicidio ocurrió como respuesta al documental Leaving Neverland, estrenado recientemente por HBO y que volvió a poner en foco los abusos a menores por parte del Rey del Pop. Horas más tarde, Sky News negó el intento de suicidio pero aclaró que efectivamente Jackson tuvo un incidente que requería atención médica.

Paris defendió a su padre en reiteradas ocasiones: la semana pasada se dio una fuerte discusión en Twitter en la que ella sentenció: «Todos se toman mi vida más en serio que yo, deben calmarse«.

Asimismo, Jackson habló reiteradas veces sobre su lucha con la depresión desde la muerte de su padre en 2009. En una entrevista con Rolling Stone de 2017 dio a entender que intentó suicidarse en «múltiples ocasiones».