Foto: Luis Sens

Luego de estrenar el sencillo veraniego “Boca Grande”, El Asesino del Romance publicó su nuevo álbum de estudio: Después. Allí entregan 11 cortes plagados de poesía e historias de amor épico. A nivel sonoro, continúan por el sendero del pop rock adornado con arreglos de saxofón y sintetizadores, aunque en términos generales resulta su producción más electrónica hasta la fecha.

Desde su arte de tapa diseñado por Lucía Gasconi con una foto de Luis Sens, Eduardo Ferrer luce como un caballero de otra época, dispuesto a dar la batalla por sus ideales. Aquello representa bastante bien el espíritu de esta banda que lleva más de cinco años apostando por una visión trascendental sobre el romance pese a vivir en la época de Tinder y los vínculos acelerados.

En lo logístico, el disco fue producido por ellos mismos con la ayuda de Damián Cubilla y James Stonehewer. Te invitamos a disfrutarlo a continuación.