Semanas atrás, el productor Quincy Jones fue entrevistado por Vulture y despotricó contra varias figuras de la historia de la música: de los Beatles dijo que eran los peores músicos del mundo y que Michael Jackson era un ladrón.

Hoy, el legendario productor estadounidense emitió públicamente sus disculpas «a quienes mis palabras hayan ofendido»:

«¡He aprendido mi lección! Déjenme decirles, estoy muy agradecido por mis hijas, porque ellas no tienen miedo en enfrentar a su padre. Soy un humano imperfecto y no tengo miedo de decirlo. Lo siento mucho y no tengo miedo de decirlo».

Más adelante en la nota, dijo:

«Una de las cosas más difíciles de la situación es que mi bocota contradijo los verdaderos mensajes que quería transmitir sobre racismo, desigualdad, homofobia y pobreza. Y por supuesto que no quiero eso».

Cierra la nota, que podés leer completa más abajo, con la siguiente frase:

«Con mucho amor, un tipo chueco de 85 años que todavía aprende de sus errores».