A pesar de que muchos y muchas se resistan o tengan opiniones disimiles, el feminismo es, indudablemente, un movimiento transformador. El año pasado se dio una de sus manifestaciones más globales y tal vez, más efectivas por estar en directa relación con las redes sociales: el movimiento #MeToo, que comenzó como denuncia de los abusos sexuales y acosos que decenas de mujeres sufrieron por parte del magnate cinematográfico Harvey Weinstein y luego se extendió hacia cualquier mujer que quisiera hacer pública su experiencia, convirtiéndose en un hashtag que produjo unión, sororidad y, más concretamente, acciones contra los agresores. El movimiento excedió el ámbito del cine para también denunciar a músicos y personajes del espectáculo en general.

En una entrevista con Classic Rock Magazine, Slash ha dado su opinión sobre el tema.

“Considero que el movimiento #MeToo está completamente justificado- de hecho está bastante atrasado”, aseguró el guitarrista.

“Es complicado estando en el contexto de una banda de rock and roll. Afortunadamente, estoy comprometido, así que no estoy lideando con todo eso. Pero tengo que admitir que hubo momentos en lo que miré hacia mi pasado y dije: ‘Bueno, eso fue consensuado'”, continuó.

En la confesión de Slash sobre revisar el pasado de uno y replantearse las conductas que, por años estuvieron entendidas como correctas, inocentes o como derechos del hombre, denota el impacto real del movimiento, la importancia de que las denuncias sucedan y de la unión y organización de las mujeres como colectivo; que no es otra cosa que el feminismo, ese concepto que para tantas personas resulta una mala palabra.

El guitarrista, sin embargo, agregó:

“El problemas es que podés ser acusado falsamente por algo, y práctiamente no importa porque ya está dicho. Incluso si lograste limpiar tu nombre, el daño ya está hecho. Y eso es bastante triste.”

 

Comunidad Indie Hoy