El 3 de diciembre de 1965, The Beatles estrenó “In My Life”, una canción que formó parte de su sexto álbum de estudio titulado Rubber Soul y que, hasta el día de hoy, sigue generando debates sobre su autoría.

John Lennon y Paul McCartney siempre fueron señalados como los responsables de ponerle letra al mencionado track, pero la gran incógnita yace en qué porcentaje de la canción escribió cada una de estas leyendas de la música, disputa potenciada por declaraciones que ambos pronunciaron sobre este asunto en la década de los ’80.

Ahora bien, parece que casi 53 años de espera para solucionar esta duda llegaron a su fin gracias a Jason Brown, un profesor de matemáticas que invirtió gran parte de la última década en utilizar estadísticas para, de una vez por todas, terminar con este largo debate.

Ayudado por Mark Glickman, un estadista de la Universidad de Harvard y aficionado del piano clásico, y Ryan Song, otro profesor de ingeniería de la misma entidad, Brown realizó un estudio matemático basado en el modelo de Bolsas de palabras, para el cual se ignora el orden de las palabras para interpretar documentos, es decir, se altera el orden gramatical.

Gracias a este método también utilizado por Twitter para calcular el feed de una persona, el trío de investigadores analizó unas 70 melodías del cuarteto de Liverpool.

El estudio, presentado formalmente en el evento Joint Statistical Meeting bajo el nombre “Assessing Authorship of Beatles Songs from Musical Content: Bayesian Classification Modeling from Bags-Of-Words Representations” (“Evaluación de la autoría de las canciones de los Beatles a partir del contenido musical: modelado de clasificación bayesiano de representaciones de bolsas de palabras”) arrojó varios conjuntos de “notas y acordes” en lugar de palabras que pudieron traducirse en un claro veredicto: Lennon fue quien escribió la canción.

“[El método] se remonta a la década de 1950. Es un término utilizado por los científicos que crearon los filtros anti-spam”, explicó Keith Devlin, un matemático de la Universidad de Stanford a NRP.

“Lo que hacés es tomar una parte del texto e ignorar la gramática. Ignorás el orden de las palabras y simplemente lo considerás como una colección de palabras. Y, una vez que hayas hecho eso, podés contar las frecuencias de las diferentes palabras en el conjunto”.

“Para hacerlo con la música, tenías que obtener pequeños fragmentos y la forma en que lo hicieron fue que el equipo analizó, creo, unas 70 canciones de Lennon y McCartney, y descubrieron que había 149 transiciones muy distintas entre las notas y los acordes que están presente en casi todas las canciones de los Beatles. Y esas transiciones serán únicas para una u otra persona”, continuó Devlin.

Finalmente, el especialista explicó:

“Yendo al grano, resulta que Lennon la escribió toda. Cuando se hacen los cálculos contando los pedacitos que son únicos para las personas, la probabilidad de que McCartney la haya escrito fue de .018, eso es esencialmente cero. En otras palabras, esto es bastante definitivo. Lennon escribió la música. Y, en situaciones como esta, será mejor que creas en las matemáticas porque son mucho más confiables que los recuerdos de las personas, especialmente dado que colaboraron escribiéndola en los años ’60 con un estado mental increíblemente alterado debido a todo lo que estaban ingiriendo”.