Categorías: Noticias
| Publicado
21/08/2020

Tom Morello cuenta cómo fue tocar con Chris Cornell en Audioslave

El guitarrista recuerda los días del grupo que integró con Cornell.

Tom Morello y Chris Cornell - Foto: FilmMagic

A comienzos del nuevo milenio, los ex miembros de Rage Against The Machine, Tim Commerford, Tom Morello y Brad Wilk, unieron fuerzas con Chris Cornell, por aquel entonces ex líder de Soundgarden y Temple of the Dog, para formar Audioslave, un supergrupo que entre 2001 y 2007 grabó tres discos de estudio.

Como ya sabemos, años después de que el cuarteto se desintegrara, los (en ese momento) antiguos compañeros de Zack de la Rocha se dedicaron a proyectos personales antes de reencontrarse en Prophets of Rage, otro supergrupo que formaron junto a B-Real, de Cypress Hill, y Chuck D y DJ Lord, de Public Enemy. Por su parte, Cornell se reunió con sus amigos de Soundgarden para volver a grabar y salir de gira hasta que el frontman de Seattle se quitó la vida el 18 de mayo de 2017 en Detroit, tan solo una hora después de tocar junto a su banda.

Ahora, en un diálogo con Brian Hiatt para Rolling Stone, Morello habló sobre sus días al lado de Cornell y admitió:

“Nos salvó y, de alguna manera, nos salvamos mutuamente”.

“Estábamos a la deriva, en ese momento de las bandas de mucha frustración, tratando de resolverlo y componer música, y escribimos ese primer disco muy rápido“, confesó el guitarrista antes de agregar:

“Nunca habíamos conocido a un cantante con esta habilidad innata para conjurar bellas y amenazantes melodías del éter. Yo nunca lo había visto. Rick Rubin, quien produjo nuestro primer álbum, nos dijo: ‘Muchachos, ustedes no saben lo afortunados que son. Pasaron de uno de los mejores frontmans y letristas de todos los tiempos, Zack de la Rocha, a uno de los mejores cantantes de la historia de rock’”.

“Fuera una progresión de tres acordes o cualquier riff complicado, Chris, sin ningún esfuerzo, creó una gran canción desde ahí. Eso es lo primero que aprendés al trabajar con alguien tan genial y brillante. Y además, él era un tipo increíble. Su genio era beber de los rincones más oscuros de su psique, que estaban ahí, eran muchos y alimentaban su mejor música, y eso lo hacía, después de todo, incomprensible, pero todos los días extraño a ese hombre. [Que se haya ido] sigue siendo horrible y es una herida incurable”, cerró.

Podés ver el video del momento más abajo, a partir del minuto 31:51.

Cabe recordar que a mediados del año pasado, el violero oriundo de Harlem aseguró que aún quedan muchas canciones inéditas de Audioslave, incluso a pesar de que la banda perdió parte de su material en el recordado incendio del 1 de junio de 2008 que azotó las oficinas hollywoodenses de Universal Studios.