Foto Morrissey: Phil King / Foto Jake Hill: Twitter de Jake Hill

Para nadie es noticia la militancia vegetariana de Morrissey: una de las cláusulas que incluye en sus contratos para dar shows en vivo es la (indirecta) prohibición de vender carne y alimentos derivados durante el evento.

Ayer, Moz llevó su show con el que presenta su más reciente álbum California Son a Houston, Texas. Antes del astro inglés, el turno de subirse al escenario (en un evento separado) era del rapero Jake Hill, pero molesto por esta prohibición de vender carne en su show, decidió cancelar la presentación.

Hill, que se enteró de esa prohibición recién cuando había pedido un plato, subió a Twitter un video explicando su decisión con una bolsa de una cadena de comida rápida de fondo, y lo acompañó con la leyenda: «Andate a la mierda, @officialmoz.»

En el clip, el oriundo de Alabama anuncia: «Si alguien tenía pensado venir hoy al show, lamento decirles que ha sido cancelado. Cuando llegamos nos encontramos con que había un artista mayor tocando en el predio, y que es vegetariano. Lo cual está bien. Pero incluyó una cláusula en el contrato mediante la cual no permite que haya carne en el venue.»

Visiblemente enojado, Hill continuó: «Odio hacer esto, pero no me voy a arrodillar frente a este cabeza de mierda. Andate a la mierda, Morrissey. ¡Puta!»

Respondiendo a las críticas, Hill dijo: «Entiendo que esto genera mucho odio y que perderé fans pero nadie me va a decir lo que puedo comer y lo que no en un lugar al que tardé 40 días en llegar, todo porque a un artista más grande no le guste la carne.»

Prometiendo un show gratuito en Houston para 2020, cerró diciendo: «Se trata de ser tratado como un ser humano. No voy a hacer un show donde yo y mi equipo no son tratados como tal.»

Por su parte, Moz continúa con la gira que ya dejó sus primera polémica: autografía discos de Lou Reed e Iggy Pop y los vende a 300 dólares en su puesto de merch.