Foto: Facebook de Foo Fighters

Foo Fighters vuelve a los escenarios luego de un receso médico, debido a que Dave Grohl sufriera una infección en la garganta y perdiera temporalmente la voz. El cantante tuvo que hacer reposo vocal para seguir en gira y fiel a su estilo, bromeó sobre su situación: “Esta es la última vez que me beso con Bono”, comentó Grohl, haciendo referencia al reciente incidente sufrido por el cantante, que tuvo que cancelar un show en curso de U2 luego de quedarse sin voz a causa del humo de cigarrillo que había en el recinto.

La banda volvió al ruedo con un show en Vancouver y allí pusieron en práctica su ya clásico ritual de invitar a alguien del público a cantar con ellos. Esta vez se trató de Maddy Duncan, una fan que llevaba una remera de Queen y su mamá. Fue Taylor Hawkings, baterista de los Foo quien se preparaba para cantar Under Pressure, el clásico de Queen y David Bowie y se fijó en la joven que estaba entre la audiencia pidiendo subir: “¿Quieres cantar ‘Under Preassure’, chica con la remera de Queen?”. Pero no fue ella sola la que tuvo el honor de compartir el escenario con la banda; la mamá de Maddy también se subió al escenario y cantó junto a su hija.

Mirá el video desde el minuto 3:30:

En el último tiempo Foo Fighters ha incorporado esta tendencia de pescar algún fan ávido por subir a tocar y le cumplen su sueño, creando también un atmósfera más que familiar y animada para el público en general.