El domingo 26 de mayo se llevó a cabo la segunda fecha del mundial de God Level 2019 en Chile, evento que venía cargado de morbo y expectativas por lo que dejó la primera vuelta en México tildada como la peor del siglo.

Como los productores de eventos de freestyle nos tienen acostumbrados, cada cierto tiempo se realizan eventos especiales como la Copa Camet, Pangea, Double AA, y esta vez God Level. En esta ocasión, los MCs fueron agrupados por nacionalidad en ocho equipos de tres, al igual que la edición de 2018. A excepción del Team Caribe (Valles T de Colombia, SNK de Costa Rica y Yartzi de Puerto Rico) y el Team Latam (Cacha de Argentina, Acertijo de Chile y Dominic de México), los demás equipos fueron exclusivamente de la misma nacionalidad: Venezuela con McKlopedia, Lancer y Letra; España con Skone, Chuty y Force; México con Aczino, RC y Rapder; Perú con Jaze, Choque y Nekroos; Chile con Kaiser, Nitro y Teorema y Argentina con Papo, Trueno y Wos, que volvió a las competencias después de su retiro en FMS.

Pero lo que distingue a God Level es que no se trata de un evento con fecha única, sino que se trata de una liguilla con tres jornadas en las que, dependiendo de la instancia, los equipos ganan cierta cantidad de puntos. La primera fecha se realizó en México, la segunda en Chile y la tercera será en Perú. Desde el vamos, la segunda prometía más que la primera: Red Bull iba a encargarse del streaming del evento (durante un día estuvo primero en tendencias de YouTube) y el mítico Teatro Caupolicán, centro ícono de las batallas y festivales de hip-hop, iba a alojar la competencia.

Después de la mítica apertura del Misionero vestido de guerrillero futurista, el equipo local abrió el evento eligiendo al equipo mexicano, la carta más fuerte de toda la competencia que venía de campeonar en su país. Los tres de México, en especial Rapder, venían con una línea de morbo muy clara desde la primera fecha: en su batalla contra Argentina, en el turno de Wos, se escucha cómo Rapder dice «si da tiempo hacemos la del Saiyajin», dando a entender que en el camarín habían premeditado o ensayado algo relacionado a eso. A partir de ahí se viralizó en las redes sociales hasta volverse un meme (de hecho, si en el buscador de YouTube escriben «Si da», la primera opción que da el predictivo es la frase de Rapder). Por esto se esperaba que durante esta fecha (y seguro la tercera también) se les tirara a los mexicanos con rimas recicladas que traían preparadas. Y así fue: en los tres rounds que duró la batalla, el equipo chileno atacó al mexicano seis veces argumentando que se las traían escritas. Aparte de dos coreografías curiosas haciendo la técnica del Kame Hame Ha y la fusión, la batalla no nos ofreció más que la victoria directa de los locales.

El Team México lanzando un Kame Hame Ha – Foto: @frann_cortes

En la segunda batalla de cuartos de final, España salió seleccionada por azar y, a modo de venganza por la fecha pasada, eligieron volver a verse las caras con Perú. Esta vez, vimos un rework en el estilo de Nekroos apostando por la eliminación del relleno en sus barras, respondiendo a cualquier estímulo y a un Jaze con muy buen delivery en la segunda ronda de la batalla. A pesar de la energía que desplegaron ambos equipos, los españoles se vieron debajo de los peruanos y los jueces percibieron eso, por lo que decidieron darle la victoria directa al Team Perú.

En la tercera, Venezuela eligió a Argentina, dándonos una batalla con fragmentos extraños que ya están siendo memes en redes sociales y con rimas que dolieron hasta a los que siguieron el evento por streaming («Porque ahora el minuto se lo escribe cualquiera. Mil gracias, Papo, cagaste una cultura entera»). La batalla fue directa para Argentina sin brillos especiales por parte de ninguno de los equipos, pero Lancer tuvo tiempo para aclararle al público y a los más de 250 mil que miraban por el vivo que el equipo venezolano siempre buscó el free real, nada de rimas pensadas.

Wos entre Trueno y McKlopedia – Foto: @frann_cortes

La última batalla de cuartos fue entre los dos equipos híbridos: el Team Caribe y el Team Latam. Ambos se midieron a doble tempo, con un manejo de la primera temática bastante limpio y, para no perder la costumbre, algunos fails como el de Cacha con Victor «Jarra». Para completar una instancia entera sin réplicas y dar paso a los shows de medio tiempo, el Team Latam pasó de forma directa.

En la primera semifinal ya se podía percibir la tensión en el aire, la cual aumentó cuando Papo, el vocero del Team Argentina, dijo «A Cacha… digo… al Team Latam» cuando Misionero le pidió que eligiera a uno de los tres equipos que quedaban en carrera. La fricción y tensión que el público esperaba para este match fue el esperado. En el round con temática «¿Qué le regalarías a tu rival el día de su cumpleaños?» no se dieron respiro: un pañuelo para que Cacha deje de llorar, una lapicera para que Papo se las siga escribiendo, el puesto en FMS, y un reloj para que Dominic deje de perder los aviones, fueron algunos de los varios ítems que los MCs se regalarían entre ellos. En definitiva, fue la mejor temática, en el mejor momento y con los competidores indicados. Por lo demás, el equipo argentino le pasó factura a Cacha por «vendepatria», éste último remarcó que es el único argentino que sí sabe campeonar fuera de su país y Acertijo contestó que las visitas no hacen a una competencia, sino su calidad. Todo esto desembocó en la primera réplica de la jornada, que Papo decidió que fuera, como no podía ser de otra forma, entre Wos (al que llamó “el mejor competidor del país” actualmente) y Cacha. El actual campeón mundial quebró la batalla con el mismo argumento que Lancer: contraponer el free real antes que las coreografías premeditadas que Cacha y su equipo estaban usando. Una vez terminada esta réplica (también cargada de mucho morbo), el jurado dio una réplica más y Acertijo eligió a Trueno para llevarla a cabo. A pesar de algunas descoordinaciones con los hosts, Trueno supo tomar ventaja y decantar la batalla para su lado llevando a Argentina a la final.

La segunda de semis fue entre Chile y Perú. Estos últimos buscaban dar el batacazo de la semana anterior y los chilenos querían remendar la caída en primera ronda de la fecha mexicana en su propia casa. Ambos equipos siguieron toda la batalla enchufados con Nekroos y Teorema como los pilares de cada uno, pero Perú supo manejar mejor la performance grupal y con contenido más original. Para muchos se trataba de una victoria directa para los peruanos, sin embargo, cuatro de los cinco jueces votaron réplica y Nekroos y Nitro se vieron las caras. A pesar del incipiente contenido localista y de las contradicciones de Nitro, el jurado volvió a dar réplica y esta vez le tocó a Jaze elegir a Kaiser (lo que provocó el chiflido del público chileno que quería que el peruano eligiera a Teorema). Kaiser volvió a hablar sobre Dragon Ball y la Genki Dama y a usar recursos populistas, lo que desencajó completamente a Jaze de la batalla e hizo que perdiera. Para muchos, una decisión injusta dársela a Kaiser, pero saber manejar a la gente, hoy, quiebra batallas.

Wos frente a Teorema, los dos pilares de ambos equipos – Foto: @frann_cortes

Terminada la definición del tercer y cuarto puesto entre Perú y el Team Latam, llegó la final entre Chile y Argentina. El sueño de cualquier chauvinista resentido y una batalla complicada desde el vamos para los argentinos por el contexto, ya que siempre fue difícil bajar a un chileno en su casa previo a las instancias finales (y en ellas también) y esta vez no iba a ser le excepción. El primer round consistió en un a capella con objetos repartidos por la tarima que los MCs usaron para crear rimas contra el rival. Los seis dieron un show muy bueno, pero en los dos rounds siguientes se vio más de lo mismo: que Papo se las escribe, rimas recicladas, y comparaciones entre El Quinto Escalón y la DEM que ya quedaron demodé. Salvo algunos destellos aislados de Wos y Teorema, tuvimos una final muy desinflada que el jurado resolvió por dársela de forma directa a Chile.

Ahora solo resta esperar al sábado que viene para ver cómo se define este mundial de freestyle por equipos. Con el Team Perú primero con 4.500 puntos, el país sede de la última jornada se asoma como el principal candidato para campeonar, mientras que Argentina, Chile y México comparten el segundo puesto con 3.500. España, tercera con 1.750 puntos, y el Team Latam, cuarto con 1.250, ya no dependen de sí mismos para lograr el campeonato y esperarán a que las matemáticas estén de su lado. El Team Caribe y Venezuela ya no tendrán oportunidades de salir primeros, aunque algún puesto en el podio puede ser una buena opción.

*

Foto principal: El Team Chile con el trofeo de campeón, por @frann_cortes.