Foto: Marvel

El 29 de noviembre del año pasado Netflix anunció su decisión de cancelar Daredevil, una de las más exitosas de las series co-producidas por el gigante del streaming junto con Marvel.

En su momento, la noticia golpeó a los fans, quienes incluso previo a que se conociera que la tira no seguiría ya se habían puesto en campaña para evitar el abrupto final.

Pero ahora, casi un año después de la decisión de Netflix, los seguidores de Matt Murdock volvieron a ilusionarse con la idea de ver al héroe en acción después de que su intérprete, Charlie Cox, se hiciera presente en la Comic Con de New York luciendo un look idéntico al del personaje.

Durante uno de los eventos en memoria de Stan Lee llevados a cabo en la convención, Cox apareció arriba del escenario y se ganó el aplauso de la multitud, pero luego de pasar tras bastidores, volvió a la tarima igual a Murdock, portando las gafas de sol rojas y demás.

Por su parte, la estrella de Daredevil, Vincent D’Onofrio, el actor que le dio vida al Kingpin en el show y que intentó salvar el programa incluso meses después de finalizado, también estuvo presente y tuiteó que Clark Gregg, el responsable de interpretar al agente de S.H.I.E.L.D., Phil Coulson, en el Universo Cinematográfico de Marvel y quien subió al escenario junto a Cox, logró deslizar un «Save Daredevil» («Salven a Daredevil») mientras cumplía su función de anfitrión de la noche.

Los fanáticos han lamentado la pérdida de Daredevil y los otros héroes de Marvel que llamaron a Netflix su hogar después de que la compañía californiana tomara otro rumbo y limpiara la casa ante el fracaso de las discusiones con Disney sobre el enfoque de sus series.

Netflix decidió separarse de todos los proyectos, comenzando con Luke Cage y Iron Fist, que habrían entrado en su tercera temporada. Después, la empresa canceló Daredevil tras una tercera entrega bien recibida, tanto comercial como críticamente, para luego hacer lo propio con Punisher y Jessica Jones, terminando así su asociación con la Casa de las Ideas.

Todavía hay esperanza de que Marvel recupere estos personajes e historias, pero va a tomar un tiempo, ya que hay una parte del contrato que estipula que deben pasar dos años desde la cancelación antes de que el estudio pueda comenzar a desarrollar programas con estos héroes en ellos.