Categorías: Series
| Publicado
25/08/2020

Grey's Anatomy: La verdadera razón por la que Katherine Heigl abandonó la serie

La actriz estadounidense se destacó en la serie de médicos pero abandonó la serie en la sexta temporada por ser problemática en el set.

Foto: Randy Holmes - © 2008 American Broadcasting Companies, Inc.

Grey’s Anatomy es una de las series más populares de la década. Tan es así que la producción de ABC se ha mantenido a lo largo de 16 temporadas y ya tiene la 17 confirmada. La serie creada por Shonda Rhimes se estrenó en el año 2005 y por ella han pasado una gran cantidad de actores que, a lo largo de los años, fueron abandonando el show por diversas razones: Patrick DempseySandra OhJustin Chambers y, una de las más recordadas, Katherine Heigl.

La actriz estadounidense interpretaba a la Dra. Izzie Stevens pero su personaje abandonó la serie en la sexta temporada. Por ese rol Heigl ganó un Emmy en 2007 pero al año siguiente no se presentó como candidata a la nominación porque consideraba que su trabajo y los guiones de la cuarta temporada no eran tan buenos.

Además, se empezó a rumorear que era una actriz complicada con la que muchos colegas tenían problemas en el set. La razón de su salida de la exitosa serie de médicos, aparentemente, tuvo que ver con eso. De hecho, se dijo que de un día para otro no se presentó a filmar, lo que aumentó la tensión. Finalmente, la creadora decidió que era hora de que abandonara el show.

27 Bodas

Si bien su carrera como actriz comenzó en los años 90, su estadía en Grey’s Anatomy (2005-2010) le dio la fama suficiente como para alternar entre la tv y el cine y protagonizar varias comedias románticas como Ligeramente embarazada, 27 bodas, La cruda verdad y Bajo el mismo techo.

Ya lejos de su rol como la doctora Stevens, Heigl se mantuvo en el camino del romance y el humor, algo en lo que claramente se sentía muy cómoda: Año Nuevo, Sólo por dinero y El gran casamiento le siguieron al abandono de la serie aunque estas películas no fueron bien recibidas por la crítica (de hecho las destrozaron).

Durante estos años, aquellos rumores que le dieron fama de problemática no solo se mantuvieron: se incrementaron. De repente, aparecieron relatos de colegas y gente del medio que decía que la actriz se quejaba de todo, desde el vestuario hasta el guion y que tenía aires de diva. Además, trascendió que exigía sueldos altísimos que nadie estaba dispuesto a pagar.

La cruda verdad

Heigl pasó de ser una de las actrices de comedia predilecta a casi desaparecer de la industria. Si bien tuvo roles en series como Suits y Doubt, la realidad es que ya no se la nombra como antes.

La actriz retornó brevemente en la última temporada de Grey’s Anatomy para la despedida del personaje Alex Karev, pero en viejas declaraciones -allá por 2012- había admitido que quería volver a la serie. Sin embargo, aquello no sucedió ya que Rhimes declaró: “No hay Heigls de las que hablar ahora mismo. No tengo tiempo para perderlo en tonterías ni en gente desagradable”.