Alrededor de las series de acción existe una idea tan equivocada como frecuente, que se repite tantas veces que hasta podríamos admitir que se convirtió en un estereotipo. Es que son muchos los que sostienen que a las mujeres no nos gustan estas ficciones (con grandes escenas de persecución, explosiones y peleas) y que solo las  miramos por los chicos lindos en pantalla.

Pero por suerte existen propuestas como Strike Back que rompen con todos esos mitos y, como si eso fuera poco, además llevan adelante a personajes femeninos que luchan de igual a igual con al resto del equipo. En este sentido, una de las incorporaciones más impactantes fue la de la actriz australiana Alin Sumarwata. Con ella hablamos sobre el rol de la mujer en las series de acción, cuáles son los mayores desafíos, qué ama sobre su personaje y qué podemos esperar sobre esta séptima temporada.

Una de las cosas más interesantes de la televisión actual es que, por fin, vemos personajes femeninos que rompen ciertos estereotipos. ¿Qué representa para vos dar vida a Gracie Novin?
Esa es justamente una de las razones por las cuales quise hacer este programa y me apasionó cuando me incorporé. Sabía lo que el show había logrado en el pasado y fui fanática de Scotty Stonebridge. Cuando leí el guion y me di cuenta que era el mismo tipo de plataforma y que también involucraba a soldados de fuerzas especiales, me explotó la cabeza porque sentí que estábamos yendo más allá de los límites.
En primer lugar porque ese mismo año fue cuando a las mujeres australianas se les permitió por fin presentarse para las fuerzas especiales. Y me lo tomé muy en serio ya que, creo que, de alguna manera, Gracie representa a esas mujeres extraordinarias, héroes absolutos que están en el frente.
También me parecía importante que no exista ningún trato diferencial. Ella está a la par de cualquier otro soldado: «Sea lo que sea que hacen los chicos, yo también lo voy a hacer». Así que siempre estoy yendo a hablar con el showrunner y luchando porque ella sea parte del drama (de la acción), quiero que ella visibilice a las mujeres que trabajan en este tipo de posiciones y que muchas veces olvidamos.
No quiero que se la relacione con un personaje «sexy». Quiero que sea dura, que se la muestre como la ingeniera (que maneja y arregla maquinaria) que es, quiero siempre llevarla a donde marque una diferencia. Tengo dos hijas pequeñas que, por supuesto todavía no ven la serie, pero a quienes sí quiero enseñarles que nosotras somos capaces de todo.

Todas las temporadas de Strike Back tienen un nombre de fantasía, y esta se llama «revolución». ¿Qué va a significar esto para la historia?
Se trata del trabajo interno que tiene cada soldado, así como de la historia general. Esta temporada es poco convencional porque ahora el equipo tiene que trabajar con un grupo que ellos perciben como enemigo: los rusos. Van a unirse, trabajar juntos y cumplir una misión, y quizás esto se puede ver como una revolución. Además, dentro de las dinámicas internas, hay grandes cambios y motivaciones que los impulsan a avanzar. Pero eso es todo lo que puedo contarte por ahora.

La última entrega fue muy movilizadora para tu personaje. ¿Podés contarnos cómo va a ser nuestro reencuentro con ella?
Sin duda la dejamos en un estado emocional «no resuelto», y vimos cómo pasó por todas las etapas que podamos imaginar del dolor. No podía creer todo lo que sucedió y, de alguna manera, siempre va a sentir culpa por haber sobrevivido. Además ella entró al ejército para huir de su pasado y encontrar un propósito -algo así como una misión- que la mantenga alejada de sus problemas personales. Así que básicamente vamos a encontrarla ahí, doblemente blindada y protegida emocionalmente, alejada de las personas porque considera que es contraproducente. En esta temporada la vamos a ver sumergida en una misión de venganza, de su venganza personal que se apodera de su lado profesional.

Además es un personaje que exige mucho corporalmente. ¿Cómo alcanzás esa demanda física?
Tenemos entrenamientos pensados para mejorar nuestra resistencia a través de ejercicios cardio y carreras, además de acostumbrarse a transpirar y al nivel de latidos del corazón. Es un show en donde hay muchísima adrenalina, mucha presión entre escena y escena. Por suerte me gusta muchísimo entrenar y es justo lo que necesito para este tipo de trabajo. El truco es tener fluidez corporal. En la primera temporada me preocupé mucho por perder el peso que había ganado después de ser mamá, me dije a mi misma: «Ok, ¡Trabajá por volver a parecerte a vos misma!» Pero en la segunda temporada sentí que se trataba mucho más sobre el movimiento y ser capaz de hacer cosas como «aterrizajes». Lo que aprendí es que ese tipo de cosas me atraían y me divertían. Pero por supuesto también tenemos dobles que nos ayudan, enseñan y se arriesgan por muchas cosas peligrosas, nosotros también hacemos otras.

*

Todas las temporadas de Strike Back están disponibles en HBOGo. El 13 de abril habrá maratón de la sexta entrega en Max Prime.