Cine
24/11/2022

Simu Liu apunta contra Quentin Tarantino por sus dichos sobre Marvel

Tarantino fue muy crítico de Marvel y sus películas y así respondió la figura de Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos.

Después de que Quentin Tarantino apuntara contra Marvel y dijera que las verdaderas figuras de sus películas son los personajes y no los actores las repercusiones fueron inmediatas. Alguien que decidió no callarse tras los dichos del director fue el actor Simu Liu, conocido por interpretar a Shang-Chi en su película homónina, quien defendió el Universo Cinematográfico de Marvel.

Tanto Quentin como Martin Scorsese expresaron públicamente su disgusto por la popular franquicia de superhéroes. Este último declaró que las películas de Marvel "no son cine de verdad", comparándolas en cambio con los juegos de los parques de diversiones. Por su parte, Tarantino siguió el mismo hilo y en su reciente libro, Cinema Speculation, escribió que las películas de Marvel "están hechas por empleados y no por directores".

El autor de Pulp Fiction afirmó que Hollywood está en su peor época -debido justamente a las películas de superhéroes- y apuntó contra los actores que interpretan a estos personajes, argumentando que ellos son las verdaderas figuras y no quienes los encarnan. "Tienes a todos estos actores que se han vuelto famosos interpretando a estos personajes... Pero no son estrellas de cine. ¿No es cierto? Quiero decir que el Capitán América es la estrella. O Thor es la estrella. No soy la primera persona en decir eso", expresó.

Al escuchar esto, la estrella de Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos utilizó su cuenta de Twitter para responder. El actor escribió: "Ningún estudio cinematográfico es ni será nunca perfecto. Pero estoy orgulloso de trabajar con uno que ha hecho esfuerzos sostenidos para mejorar la diversidad en la pantalla creando héroes que empoderan e inspiran a personas de todas las comunidades en cualquier lugar. A mí también me encantaba la 'Edad de Oro'… pero era muy blanca".

A este tweet le siguió otro que direccionaba su mensaje directamente contra Tarantino y sus últimos dichos: "Si los únicos guardianes del estrellato cinematográfico fueran Tarantino y Scorsese, yo nunca habría tenido la oportunidad de liderar una película de más de 400 millones de dólares", sentenció.