Foto: Guðlaugur Andri Eyþórsson

Islandia siempre fue cuna de algunos de los nombres más grandes de la industria musical, como Björk, Sigur Rós, Of Monsters and Men, Jóhann Jóhannsson, entre otros. Todos ellos forman parte de una larga lista de artistas islandeses que alcanzaron un éxito y reconocimiento a nivel mundial. La lista hoy agrega un nuevo nombre: el proyecto de Sara Pétursdóttir, más conocida como Glowie.

La joven de 22 años sacó su primer single en 2015 titulado «No More», un éxito en los charts de Islandia. Desde entonces, cada canción que sacó alcanzó los primeros puestos en su país natal. Glowie creció escuchando a Destiny’s Child, Outkast, Craig David, Alicia Keys y Taylor Swift, influencias que se reflejan en su sonido; su estilo puja más por una mezcla de pop y r&b que por una sola etiqueta en particular.

El año pasado, a través de Columbia Records, publicó el single con el que llamaría la atención del público más allá de Islandia: «Body» fue escrita por la cantante Julia Michaels y ha alcanzado más de un millón de reproducciones en Spotify. La canción trata sobre la confianza y la seguridad en uno mismo, haciendo alusión a la salud mental y a los estereotipos de belleza que impone la sociedad actual y contra los cuales hay que luchar.

Hace unos meses, Glowie sacó su primer EP titulado Where I Belong, un trabajo de ocho canciones entre las que se destaca «Cruel», pieza que habla sobre el bullying que la joven sufrió en sus años escolares debido a su apariencia física. Esta canción es un ejemplo más de cómo, a través de sus letras, la islandesa busca reflexionar y discutir sobre temas relevantes para inspirar y ayudar a aquellas personas que pueden sentirse identificadas.

Escuchá Where I Belong en todas las plataformas de streaming.