|
27/05/2021

More Fatter fusiona funk, soul y jazz con elegancia y precisión

La banda radicada en Los Ángeles cuenta con un disco de larga duración y una seguidilla de singles de la que destaca el viral “Weirdo”.

More Fatter es una banda ambivalente: aprehenden lo eterno en la fugacidad del instante del mismo modo que hacen eco de la jovialidad de su espíritu con composiciones rutilantes y escabrosas. Integrada por Tommy Economou, Márk Fédronic, Théophile Fédronic, Gustaf Claesson y Anthony Puducay, el grupo originario del Área de la Bahía de San Francisco y radicado en Los Ángeles se caracteriza por atesorar una impronta explosiva que fusiona funk, soul, jazz y R&B con elegancia y precisión. Una caja de sorpresas para revitalizar la energía, incluso en la desventura más aguda y sombría.

Luego de liberar una serie de singles, el tenaz quinteto estrenó su primer trabajo discográfico Fatterludes en 2019: un conjunto de ocho piezas que embiste con shocks de adrenalina y aplaca el desenfreno con tintes de melancolía a lo largo de dieciocho minutos. Desde la electrizante apertura “The Owl”, More Fatter nos empuja al abismo de un ecosistema policromático con varios microclimas intercalados.

Los adelantos son los puntos más altos del álbum: en "Yeah You" funden el funk clásico con el pop moderno y algo de hip-hop, en "Silly Goose" conmueven con el humor de su letra y abordan la psicodelia en "DTR" y "Down the River". Así y todo, Fatterludes tiene mucho más para presumir con su atmósfera delirante.

"Waking Up on a Sunday" es una canción suave y nebulosa que destapa la luminosidad con arpegios penetrantes. “El mundo se está quemando, ¿no está claro?” canta Fédronic sobre una sonoridad ecléctica que potencia el enigma de la letra. Por su lado, los tracks instrumentales que llevan el nombre del disco dan cuenta de la afición jam del proyecto: pura improvisación para manifestar, en una grabación, el impulso fugitivo que fluye en vivo y se oculta de las plataformas digitales. Al percibir que la magia de la espontaneidad se disipa en el estudio, los integrantes zaparon sin contenerse durante cuarenta minutos con el objetivo de extraer dos partes de cuarenta segundos: "Fatterlude 1 (Let's Get Funky)" y "Fatterlude 2 (Justin & the AntMan)".

Durante 2020 publicaron varios singles que llevaron vibras positivas a los hogares cuando más se necesitaban. Canciones celestiales como “Girl Scout Cookies” y  “Same Place” guían al oyente por un paisaje apacible y cristalino con un sonido acústico y cantos angelicales. La versatilidad de More Fatter se ratifica en otras de una temperatura completamente diferente como “I Don’t Want To” y “Juice”, más movidas y risueñas, con una cadencia juguetona hechizada por las líneas de bajo de Economou.

“Rae”, una pieza volátil en clave de montaña rusa emocional, arranca distendida y poco a poco empieza a tomar reciedumbre hasta que la trompeta de Fédronic ocupa un lugar central. La banda deja lo mejor para el final: “Weirdo” es su canción más popular hasta el momento con más de dos millones de reproducciones en Spotify y viralizada en TikTok. El track mantiene un pulso ardoroso con guiños a la música disco, un groove distinguido que se cuela por los oídos para apoderarse del cuerpo entero e incentivar el dinamismo en cada movimiento.

Mirá el video de "Weirdo" a continuación y escuchá a More Fatter en plataformas de streaming (Bandcamp, Spotify, Apple Music).

Ver más sobre: Música en Estados Unidos