peaches

Rub es el primer disco de Merrill Nisker (Alias Peaches) en 6 años. Para los tiempos actuales, esto suena una eternidad, pero la canadiense se mantuvo mas ocupada que nunca. Con la publicación de su ultimo LP, I Feel Cream en el año 2009, su debut como directora de cine con la ópera rock basada en sus propias canciones Peaches Does Herself en el 2011 (de lo mejor que se pudo ver hace algunos años en el BAFICI) y la publicación del libro de fotografías What Else Is In the Teaches of Peaches en colaboración con Holger Talinski este año, Peaches se ubica en su etapa más fructífera y en su cúspide creativa.

Rub encuentra a Nisker en un contexto particular. En el año 2000, cuando hizo su aparición en la escena de ese género tan efímero que fue el electroclash, con su gran disco debut, la canadiense se convirtió en pionera de la lucha feminista y queer dentro de la música con letras sexualmente explícitas que transgredían las nociones de género imperantes en la sociedad del nuevo milenio. Quince años después, la situación es radicalmente diferente, lo queer y el feminismo ubican un papel mucho más importante en una escena pop hipersexualizada.



Frente a esta situación, Rub supone todo un back to basics. Lejos de la pulida producción de I Feel Cream a cargo de Simian Mobile Disco, Peaches decide desempolvar su Roland MC-505 y dar a luz un trabajo que remite a sus inicios, con bases minimalistas y beats lo-fi que supone una vuelta a su cara más agresiva y combativa.

El disco abre con la desafiante voz de Kim Gordon en “Close Up“, mientras Peaches rapea sobre redes sociales como Tinder o Grindr y hormonas sobre una base repetitiva y urban que establece la sonoridad de una gran parte del LP. Siguiendo con el tema homónimo, “Dick in the Air” y “Sick in the Head“, Nisker se pone más explícita, hablando no solo de su vagina y miembros viriles fuera de los pantalones sino también de su desconfianza en el sistema político, mientras que la siniestra Free Drink Ticket expresa el paso del amor al odio luego de la ruptura de una relación distorsionando su voz hasta hacerla masculina, desafiando las convenciones de género no solo a partir de sus letras sino también desde el sonido.

A medida que el disco va avanzando, si bien la canadiense mantiene su retórica combativa, la sonoridad se va haciendo más bailable y menos agresiva. Hacia el final, con temas como “Light in Places” y la excelente “Dumb Fuck“, Peaches se vuelca a un sonido disco muy Moroder que funciona como una contraparte excelente frente a la oscuridad de la primera mitad.

El LP cierra de forma inmejorable con “I Mean Something“, una colaboración con Feist (su roommate a finales de los años 90) en la que Nisker desafía las limitaciones en cuanto a la edad que impone la sociedad moderna, repitiendo una y otra vez (para el oyente y para si misma) “No matter how old, how fucked, how shit, I mean something”. Con esa conclusión, Rub no solo es un disco excelente que condensa lo mejor de la carrera de Peaches, sino que también es el trabajo de una mujer llegando a la madurez con tantas cosas para decir y las mismas ansias de transgresión que en sus inicios.

peaches

Peaches – Rub

2015 – I U She

Sitio | Facebook | Twitter | YouTube | Instagram

01. Close Up
02. Rub
03. Dick in the Air
04. Pickles
05. Sick in the Head
06. Free Drink Ticket
07. How You Like My Cut
08. Vaginoplasty
09. Light in Places
10. Dumb Fuck
11. I Mean Something