Empaparse caminando de regreso a casa, era obvio que iba a pasar. Finalmente llego, sigue lloviendo a cántaros y entonces, todo se da para volver a poner este disco. El sofocante calor se apaga por un rato, abro la ventana, entra ese vientito de tormenta veraniega. Los refucilos se reflejan en el edificio que tengo en frente. Podría poner visualizaciones de iTunes, pero las tengo ahí nomás, en vivo. The Year of Hibernation es el disco debut de Trevor Powers, el multi-instrumentista que se hace llamar Youth Lagoon y que se convirtió en una de las revelaciones del año pasado, al menos para mí.

The Year of Hibernation es su disco debut que salió en 2011. De ensueño, melancólico y colgado, todo al mismo tiempo. Las emociones de este joven de 22 años oriundo de Idaho están en cada una de las ocho canciones que conforman este álbum y como todo adolescente conflictuado, tiene mucho para decirnos. A veces lo hace con palabras y a través de su andrógina voz; y en otros momentos prefiere hacerlo sólo con sonidos.

Su poder para hacernos evocar esos momentos felices-tristes, agridulces, hasta por momentos da bronquita. El disco no puede empezar de mejor manera con”Posters“, un golpe bajo para muchos, una canción en la que habla sobre esas frustraciones que uno siente a los veintipico, cuando compara lo que quería ser de niño con lo que en realidad es. Le sigue el doblete “Cannons” – “Afternoons“, piedras preciosas entre tanto abismo de dreampop. Luego comienza el bajón emocional (no confundir con declive musical) y se nota hasta que llega “17“, (en “Posters” decía que tenía 9, ahora 17) de la que extraigo una de las frases más lindas que escuché en este último tiempo: “When I was seventeen my mother said to me: Don’t stop imagining. The day that you do is the day that you die”.

Las influencias están clarísimas: el muchachito cita a números como Chris Garneau, Cocteau Twins (no podía ser de otra manera) y también a su compatriota folkie Townes Van Zandt. Hagan de cuenta que los meten a estos tres en una habitación toda oscura con una bola de espejos con una luz muy tenue, y de ahí podríamos decir que nace la música de Trevor. Mucha melancolía, palabras tristes, mucho cuelgue, mucho dream-pop pero que al fin de cuentas dan ganas de bailar (como un enfermito, claro, mirando la nada).

Justamente ayer publicamos el vídeo para “July“, una de las canciones. Esta es otra faceta que merece ser destacada: la cinematografía que guardan sus canciones, todas pueden ser traducidas fácilmente en imágenes, en pequeñas historias que le pueden haber pasado a cualquiera. Por suerte encontró al director Tyler T. Williams que viene interpretando sus palabras con la sensibilidad justa (la colección se completa con “Montana“).

The Year of Hibernation es un vaivén de emociones, cuasi cronológico, desde la felicidad infanto-juvenil hasta los últimos años de adolescencia. Al que le venga el saco, que se lo ponga, ¿no?. El disco se agota, los truenos siguen y que bueno que Trevor le hizo caso a su madre.

Youth Lagoon – The Year of Hibernation

2011 – Fat Possum

Facebook | Twitter | Blog | Soundcloud

01. Posters
02. Cannons
03. Afternoon
04. 17
05. July
06. Daydream
07. Montana
08. The Hunt

Youth Lagoon – The Year of Hibernation by Trevor Park on Grooveshark

Comunidad Indie Hoy