Lo’ Pibitos se presentan este sábado 2 de noviembre en el segundo día del festival Sonido Konex junto a Emmanuel Horvilleur, 1915 y Julieta Rada. Hablamos con Juan Lucas Arbe, percusionista y productor musical de la banda, sobre la creación de su tercer disco, En espiral.

En espiral contiene una apuesta más fuerte a nivel producción que en sus discos anteriores. ¿Cómo llegaron a este resultado?
Al tener una discográfica como Pelo Music tuvimos la oportunidad de darnos ciertos gustos. Al tener ese tipo de banca, uno puede tirarse a hacer cosas que siendo completamente independiente se hace medio difícil. Ahorrar es toda una lucha, y de esta manera ya teníamos un presupuesto fijo para hacer el disco básicamente, y es otra cosa. Te da tranquilidad… aunque obviamente uno siempre termina poniendo plata de más. Nunca alcanza. Y es un disco que, al tener varios años ya haciendo esto, uno va aprendiendo más e incorporando conocimientos y entonces lo aplicamos en este. En espiral es un disco más maduro en todo sentido.

¿Cómo fue la elección de los invitados a participar en el disco?
Algunos se dan naturalmente por amistad con el artista en especial. Y otros se dan porque uno de repente sueña o anhela hacer algo con determinado artista y se termina dando. En el caso de Rubén Rada, yo tengo una amistad con Matías Rada y para mí era un sueño hacer algo con él, se lo comenté, me dijo que iba a hablar y habló, se copó, así que me fui a Uruguay a grabarlo. Donde también aproveché y metí a los tambores de candombe, que es como una característica del disco. El disco arranca con un candombe y cierra con un candombe. También está invitada Amanda Querales, que es una cantante venezolana. Haciendo fusión y siempre tratando de, por lo menos de mi lado, aportar y difundir las músicas afroamericanas y tratar de meterlas como concepto, contenido y con respeto en las músicas que hago.

Hay una combinación de géneros que le da un aspecto atemporal, mezclar ritmos como el hip-hop con otros más antiguos me da esa sensación.
Es música mestiza. Musicalmente, obvio siempre está el funk y toda esa estética que a nosotros nos encanta y nos unió. Pero después están todos los ritmos en general y todos los géneros musicales y se fusionan inevitablemente porque es la coctelera musical que uno escucha. Yo investigo mucho, por ejemplo, debido a esta realidad venezolana que hay, con muchos amigos venezolanos y músicos venezolanos que estoy probando con ritmos afro-venezolanos, probando en el laboratorio, tomándolo más del lado del beat. Y después la rima que hacen los pibes y toda la cosa, siempre desde un lado de investigación. No es que uno pone algo sin saber.

¿Y cómo describirías la impronta más social?
Personalmente lo social está, por lo menos para mí, en el lado de la música. Hacer un tema como «En espiral», que es un candombe fusionado con el canto venezolano, en el cual participan referentes. Poder hacer un videoclip en Montevideo, con la banca de toda la comunidad candombera y poder meter un tema así en MTV. Para mí ahí está lo social, en lo sociocultural, es un poco eso, más que decir concretamente una letra con un mensaje directo. Y tuvimos la bendición de ser bien recibidos por la comunidad candombera, porque cuando uno hace una música de otra cultura, y con tanta resistencia de tantos años y tanta carga que tiene, es muy difícil que se lo tomen bien del otro lado. Entonces, personalmente, en toda esa resistencia cultural está lo social que yo trato de hacer en la música. Y después en cuanto a la lírica, siempre fue un mensaje muy descriptivo de cosas físicas, corporales y espirituales. Son letras que están mal de amor y entran bien. Estás mal existencialmente y entran bien. En todo se puede adaptar y el mensaje es positivo.

Lo’ Pibitos tienen ya varios años en la escena. ¿Cómo ves el crecimiento en masa de los géneros urbanos?
Nosotros vemos con buenos ojos el crecimiento de la música urbana obviamente. Yo personalmente tengo cierta cuestión con el trap y el contenido, de lo que se está mostrando y lo que se está transmitiendo. A mí la verdad es que me angustia sinceramente el monopolio del reguetón y el trap. No es algo en contra de la música, porque me encantan todos los elementos de producción, pero sí al mensaje. Y lo que se transmite que es completamente funcional al sistema de consumo. Y todo eso está disfrazado de que son manifestaciones artísticas y con que es arte y cada uno puede hacer lo que quiere. Y yo creo que no. Creo que uno tiene la responsabilidad, es poder, es mensaje, es un medio de comunicación. Es algo vertical, vos vas a ir y la gente te va a estar escuchando, no te están hablando, vos estás hablando. Es una responsabilidad. Y creo que es producto de una debacle del sistema educativo y de las relaciones humanas, familiares. Una debacle cultural del país. Pero también cuando uno se pone a hablar de esto, te toman de hater, pero tampoco hay en la comunidad artística un pensamiento crítico, sino que hay mucha superficialidad y banalidad.

En espiral es un disco largo para lo que se está haciendo hoy en día. ¿Cuál fue la idea de apuesta?
La decisión forma parte también del sello discográfico que tiene como cierta visión de la vieja escuela en tema de discos. Yo hoy en día haría singles porque lo que pasa es que uno de repente está preparando algo, armando con cierta frescura en cuanto al momento, al sonido y elementos que se están utilizando. Y para sacar un disco tiene que pasar un año, así que puede ser que quede un poquito viejo lo que estabas trabajando. Entonces está bueno el single, me gusta porque es algo que estás haciendo y lo sacás. Yo haría singles y EP’s, no haría más discos.

¿Qué pueden adelantar sobre su show en el festival Sonido Konex?
Espectacular. Hay muchas bandas amigas y toda una comunidad. Eso ya le aporta algo extra, muy positivo, muy lindo y de comunión. A raíz de eso van a estar todo el tiempo el intercambio de feats, va a estar Julieta Rada que va a ser la primera vez que cante con nosotros en vivo y ella cantó en el disco. Vienen de Uruguay los tambores que es la cuerda que tocó con Rey Tambor. Así que va a haber candombe de primera. También van a estar de invitados Amanda Querales y Gastón de De La Rivera. Un show en comunión.

Lo’ Pibitos se presentarán el sábado 2 de noviembre en el segundo día del festival Sonido Konex, entradas disponibles a través del sitio del Konex. Escuchá En espiral en todas las plataformas de streaming.

*

Foto principal: Gentileza de prensa.