Foto: Zezé Fasshmor

Hace un tiempo dimos a conocer a la cantautora e intérprete mexicana Paola Ventieri y su eclecticismo musical, plasmado en un primer trabajo titulado Colores Brillantes. Un disco que la llevó a tocar por varios recintos culturales de Buenos Aires, ciudad donde reside por sus orígenes argentinos.

Actualmente se encuentra en los últimos pasos de esa etapa multicolor de presentaciones porque, en breve, pasará a una nueva etapa: la maternidad. El sábado 16 de noviembre se presentará en en 921 Casa Cultural (San José de Calasanz 921, CABA), junto a la artista bonaerense Milagros Majó. Antes de dar a luz y de esa presentación, nos cuenta un poco del significado de su debut discográfico, concepto y contenido en esta entrevista.

¿Cómo fue tu primera experiencia en composición de canciones? Más allá de los géneros que manejás, me gustaría saber sobre las letras.
Descubrí que el arte puede plasmar lo más real y lo más certero de uno mismo. Si bien mucho de lo que surge, y que surgió en mis canciones, los temas y las letras, pueden hablar de cosas que a lo mejor parten de miedos o de incertidumbres, siempre nacen desde un lugar real, mío, y de lo que me pasa o de lo que me pasaba en ese momento. Así que escribir canciones me ha hecho descubrir cuánto uno puede aprender de sí mismo a la hora de crear una obra y cómo esta se va transformando. Porque muchas de las letras que escribí las entiendo más ahora que en el momento de haberlas hecho. También van resignificándose. Así que creo que uno es más sabio de lo que piensa y debería escucharse un poco más. Agradezco tener la música, que es mi canal, ya que me permite conectarme con esa parte mía que me quiere hablar y que a veces yo misma no permito.

El disco comienza bien arriba, con la canción que da nombre al álbum. ¿Qué podés contar de ella?
«Colores brillantes» es una canción que compuse y que habla de un alter ego mío que sería la prismática chica que todo lo puede y que no le tiene miedo a nada. Más bien, yo podría decir que es una forma de calmar mis miedos acerca de la vida y de mi mundo. Es como si esta prismática chica me viniera a rescatar de eso. Hace poco escuché una teoría acerca de que tenemos un doble en otro plano, tal vez ella sea mi doble. Entonces la canción es para poder escucharla: al comienzo de la letra habla de eso, que cualquier imagen que proyecta la puede provocar. El hecho de que en la primera y segunda estrofa de la canción se repita la letra tiene que ver con enfatizar esas ganas de lograrlo todo sin temor a nada. Sin embargo, hacia el final ella resulta ser una niña simplemente. Y tal vez su trabajo o tarea, más que no temerle a nada y poderlo todo, es permitirse reír y soñar aún a pesar de los miedos y aprender de eso, para aceptar que es un ser humano al igual que todos. Que no hay que tenerle miedo al error o al equivocarse, si no que, justamente estamos para disfrutar a pesar y gracias a eso.

Decís que hiciste la canción para escucharla, cual mantra. ¿Hay algo muy espiritual en lo que te concentres para escribir o componer?
Me vi desde muy joven atraída por la metafísica. Y esto de los colores que se desprenden de la mirada de esta chica tiene que ver con la energía, por cómo podemos transformar y crear a través de la energía que nosotros mismos tenemos y proyectamos. Por ejemplo, como con solo proponerse algo, pensar una imagen, y poder llevarla a cabo. Así que los colores simbolizan un poco la energía que todos tenemos. En realidad las distintas energías, ya que creo que todos somos una combinación de distintas fuerzas y por eso los distintos colores. Las canciones entre sí son diferentes también, como lo son los colores entre sí. Creo que son, cada una, distintas fuerzas que componen la energía de este disco, que por eso lleva el nombre de Colores Brillantes. Y son «brillantes” porque cuando salen, se reflejan, brillan. Para mí, el hecho de dejarlos salir hizo que puedan brillar. De ahí sale el nombre del disco.

Entonces, ¿nació primero esta canción y después el resto del disco?
Lo primero que surgió del disco fue el nombre y el concepto de los colores por las distintas influencias. Tanto musicales como temáticas, y que cada una se identifique con un color en cada canción. Eso siempre lo tuve claro. De hecho, en el disco físico, cuando lo abrís, hay una frase que yo escribí, y que el diseñador puso muy estratégicamente, que dice: «Una nota en mi cuaderno que se transformó en poesía, que se combinó con música y se convirtió en canción.”

Con la segunda canción del disco baja la energía, o va por otro lado… 
Es que «Algo Absurdo» habla de un desamor que ocurrió hace demasiado tiempo y de cuán absurdo puede sentirse uno con uno mismo al tener que aceptar que este desamor comenzó mucho antes de lo que creíamos y que por motivos distintos no queríamos verlo o no lo dejábamos salir a la luz.

Siento que «Melodías Perdidas», el tercer «color» de tu disco, va por ahí pero un toque más insinuante. ¿Qué decís sobre ella?
Esa canción tiene que ver con lo que en nuestra era se puede llamar histeriqueo. Es moneda corriente, el hecho de que a veces conocemos a alguien y nos vemos envueltos en una historia porque nos gusta esa persona, porque nos atrae, pero a la vez hay un juego entre ambas partes de permitirse y no permitirse avanzar en la historia y en lo que se siente. Porque tal vez no es más que un juego. Y en este juego siempre nos quedamos con gusto a poco escuchando melodías perdidas que resuenan, pero solo son melodías perdidas.

Se cuela el color azul Francis con «Dans tes yeux». ¿Qué significa, no solo el título en español, esa chanson?
“En tus ojos” es una canción de amor. De un amor nuevo que surge con toda su fuerza y toda su luz, que aparece para salvarnos y para mostrarnos que hay algo mucho más allá de lo que puede ser un momento malo. Es un amor que viene a enseñar, que da esperanza para lograr vencer todos nuestros fantasmas, perder nuestros miedos.

¿Esos miedos son sobre los que cantás en la siguiente canción, «En un instante»?
Sí, algo así… Esta es una canción que habla del miedo que podemos tener todos al perder algo muy preciado, cualquier cosa que pueda ser importante para nosotros. Y de cómo siempre existe la esperanza de mantenerse firmes y de no claudicar a pesar de las dudas y de la desesperación, de cómo seguir avanzando y sostenernos a buen paso. Porque al fin de cuentas todo lo que queramos para nuestras vidas puede estar, o ser, siempre y cuando luchemos por eso. Tiene que ver con que el límite está en nuestra mente y mientras sepamos atravesar ese límite, cruzarlo, podemos vivir o tener cosas que tal vez puedan llegar a parecer no posibles, por no decir imposibles [Risas].

Y después de andar con vos y tu voz, llegamos a la canción 7.
«Al andar» habla un poco de la búsqueda. Esa búsqueda incesante que está bueno tener y que tiene que ver con poder encontrar eso que queremos, lo que tanto deseamos. Sea lo que sea. Mantenerse en el cambio, mirando hacia adelante, sabiendo que si uno busca va a encontrar.

Hablando de encontrar, ¿qué estás encontrando en esta nueva etapa de tu vida? A punto de ser madre, ¿cómo se cruza eso con tu arte?
Este momento de mi vida está lleno de introspección y está siendo profundamente revelador. Creo que en mi adultez nunca tuve tanta consciencia del día a día, ni esa oportunidad de vivir el momento presente tan a flor de piel durante tantos meses. Yo creo que eso algo debe transformarte. Siento que fui atravesando distintas etapas a través de las cuales aprendí diferentes cosas de mí y de este proceso. Muchas de esas sensaciones y pensamientos pude ir plasmándolos en escritos que vengo redactando desde el principio y que siento, desde un lugar muy certero, que serán parte del alimento que me permitirá lograr nuevas creaciones artísticas.

Darás un recital gratuito junto a tu banda este sábado 16 en Caballito. ¿Qué sorpresas le darás a tu público?
En mis recitales siempre dejo espacio para lo especial o distinto a través de alguna nueva versión de mis canciones o de algún artista invitado. Esta elección al armar mis conciertos tiene que ver con la idea de que todo está en constante movimiento y de que es agradable tanto para el público como para mí, poder respirar aires nuevos a la hora del show. ¡Y esta presentación no será la excepción! La fecha surge con el concepto de dar el cierre a una etapa y la bienvenida a otra. Estaré acompañada por mi banda que está formada por Marcelo Filippo (teclados, guitarra y dirección musical), Beno Guelbert (bajo), Iván Castro (guitarra) y Gastón Otero (batería). Además tendré la suerte de engalanar la noche con una bella artista invitada como es Daniela Horovitz, quien nos deleitará con su voz y su talento en el escenario. Y finalmente, para enmarcar lo especial de esta fecha compartiremos una hermosa sorpresa junto a Lucho Fraschina, un cantautor a quien admiro profundamente y que también nos acompañará esa noche.

Paola Ventieri se presenta en formato banda este sábado 16 de noviembre a las 22:30 h en 921 Casa Cultural (San José de Calasanz 921, CABA), junto a Milagros Majó y La Patrulla del Cielo. El evento es con entrada libre. Más información.