Varese se presenta este viernes 13 de septiembre en el escenario de Niceto Club abriendo el show de Peces Raros. El dúo platense de música electrónica que forman Manuel Tello y Gonzalo Rojas, publicó este año su primer disco titulado Desaparecer, un trabajo que apuesta al baile y a poner el cuerpo. Las seis canciones que lo componen están cargadas de melodías hipnóticas y oscuras en un laberinto de emociones subyacentes e imágenes oníricas. Hablamos con ellos sobre cómo se preparan para esta fecha y todo lo que rodea a estos nuevos sonidos electrónicos provenientes de la ciudad de las diagonales.

¿Por qué «Desaparecer»?
Manuel Tello: Me parece una palabra súper fuerte, en este país sobre todo. Justamente en este momento que estamos pasando, «desaparecer» y «poner el cuerpo» son frases y cosas que nos sensibilizan. Estaba con ganas de decir algo sobre esos temas. A la canción la hice cuando se estaba pudriendo todo en Venezuela y sentía que se estaba pudriendo todo en todos lados, un poco fue la descarga por ese lado. Tiene que ver con eso, con las protestas sociales, el estar ahí bancándosela con estos gobiernos que son un desastre.

¿Cómo fue la producción del disco?
MT: Arrancamos el 2019 con la decisión de sacar un disco, fue bastante rápido y en el verano hicimos como 25 temas. Elegimos primero ocho, después siete y luego seis, y ahí quedó.
Gonzalo Rojas: La producción fue casi toda casera. La composición fue totalmente de Varese, la producción fue de Varese, la mezcla fue de Varese, después hicimos una masterización en un estudio aparte. La idea del proyecto era generar algo por nuestra cuenta y con una visión muy personal en el estudio que nos estamos armando. Mezclar la canción con el track, el sonido de la banda con el sonido electrónico, fuimos por ese lado. Fue consolidar el sonido que habíamos intentado hacer en el primer EP [Estamos despiertos], pero que capaz no se llegó a definir. Y el disco va a sentar ese sonido del ritmo electrónico combinado con la canción y las letras.

¿Cómo describirían esa línea fina entre el rock y la electrónica, entre la banda y el DJ?
GR: Yo desde que me mudé a La Plata empecé a tener relación con la música electrónica fuerte, a nivel de practicarla como DJ y después como Varese. En La Plata hubo un cambio en nuestras salidas, de ir a ver muchas bandas a mechar más fiestas electrónicas, a que haya más propuestas independientes más similar al estilo de bandas alternativas.
MT: También tiene que ver con los palos de dónde viene cada uno y poner un punto de encuentro en eso. Él por ahí viene más de la electrónica o al menos viene desde antes, y yo vengo más del rock, siempre hice rock, por eso toco la guitarra también. Pero tenemos sintetizadores y armamos las bases desde la computadora, eso es lo que está bueno de las nuevas generaciones, que se está mezclando todo.

¿Y qué está pasando en La Plata con las nuevas generaciones de bandas? Son todas bandas distintas entre sí, pero en un punto se encuentran.
GR: Yo creo que hay una escena en un sentido amplio, de que no necesariamente son todos productores por ejemplo de la escena electrónica y del rock al mismo tiempo, sino más bien que mucha gente de otras bandas también consume eso. Al público que va a ver bandas también le gusta mucho el sonido electrónico. Compartimos mucho con Peces Raros, con Bsides. Todos incluyeron la cuestión de sintetizadores y de pistas por ejemplo, formatos más reducidos, experimentando nuevas performances. Y eso a la gente le gusta, ir a un recital a la noche y combinarlo con una fiesta.
MT: Además claramente hay una escena que consume y que va a los dos tipos de eventos. Un viernes te va a un recital y un sábado a la joda electrónica. O un viernes antes vamos a un recital y después de la medianoche a bailar un DJ. Hay un movimiento de gente que está conectada y que le interesa ambas aristas.

Forman parte también de la productora Mundo Perro, ¿Cómo piensan los eventos?
GR: Empezamos mechando eventos de primero bandas y después electrónica. Empezó en el 2016 más como algo íntimo, algo de marplatenses en La Plata si se quiere. Hoy tiene suelo consolidado más que nada en lo electrónico, porque después hubo problemas con las estructuras que nos obligó a ir solo con DJs. Pero siempre que podemos combinar, lo hacemos. Hace poco hicimos un festival junto a La Rosa China llamado Mundo Rosa, que fue uno de los eventos con mayor convocatoria que hicimos. Fueron entre 800 y 900 personas. Y quedó como ejemplo de la escena platense de la electrónica. Vino gente a ver a Peces Raros como DJs, abrieron las Ibiza Pareo que vienen siempre a La Plata y toda la gente las conoce, nosotros y Bsides.
MT: Fue como una síntesis de toda esa escena que estamos hablando. Se pudo plasmar en un evento grande que le interesó a un montón de personas y hay que seguirlo trabajando.

¿Qué sucede en La Plata con la censura de espacios de la música electrónica por parte del municipio?
MT: En La Plata hace muchos años se venían haciendo cosas en casas, en lugares que no estaban en condiciones digamos. En un momento la acción municipal no intervenía mucho, cada tanto sabías que se cancelaba alguna fiesta, depende mucho de la política del momento. Pero ahora en este último tiempo no se está pudiendo hacer, está el organismo llamado Control Urbano que cae ante una llamada, o a partir de averiguaciones por internet de dónde hay una fiesta para poder cancelarla. Como una cuestión ya de decisión política. Pero también lo que sucede es que cuando uno quiere hacer las cosas en lugares con todo legal, que es lo que estamos varios tratando de hacer, cae Control Urbano igual y se ponen pesados de la misma manera. Y terminan cerrando el lugar igual.

¿Creen que es una cuestión específica contra el género electrónico?
GR: Hay una persecución notable sobre la música electrónica por una estigmatización de lo qué es la electrónica, las drogas y la relación de todo esto que siempre está. Y nosotros siempre quisimos demostrar desde nuestra producción que hay otra visión, que no tiene que ver con eso, sino con la conexión con la música, en un buen ambiente, encontrarse todos en un lugar y generar algo juntos sin diferencias. A nosotros nos han cortado eventos a las 9 de la noche, con gente comiendo en un bar, cayendo con motivo de clausura de una fiesta clandestina. Pero cuando no es clandestina buscan otra excusa igual, hay una persecución hacia cierto estilo de fiestas y propuestas sobre todo independientes.

La Plata tiene una amplia gama de bandas que tiende siempre a expandirse en distintos géneros.
MT: Imaginate que cada año llegan miles de estudiantes y eso hace que la escena se nutra todos los años de gente nueva. Gente nueva que viene a conocer, a salir, a ver bandas, a formar bandas nuevas. En las bandas muchos se conocen de la facultad o distintos espacios educativos de La Plata. Es una ciudad que tiene esa oportunidad de encontrarse.

En las letras de su disco existe un hilo conceptual que las une, sentimientos de soledad, desorientación y oscuridad.
GR: Todo corresponde justo a un momento de lo que estábamos viviendo, por un lado de las letras y la música. Creo que de los 25 temas que hicimos, 20 habrán salido en enero. Una cuestión que nunca estás sabiendo lo que está pasando en el país, y en esa especie de incoherencia que estábamos viviendo salió Desaparecer. Se hizo algo medio críptico, medio místico, mezclado con la oscuridad.
MT: Generalmente soy yo el que las hace o las vamos charlando, caigo con alguna idea y está buenísimo interactuar qué es a lo que el otro le significa. A veces traigo la letra y con un poco de música y otras Gonza me pasa la música y le metemos la letra arriba. Va variando mucho eso. Con respecto al contenido, es medio melancólico, es medio oscuro, plantea escenarios de incertidumbre.
GR: Desde un principio fue pensado como algo conceptual, dijimos que si no íbamos a sacar singles íbamos a trabajar en algo para escuchar como disco. Entonces hubo un hilo en el orden de los temas, todos terminan y comienzan con alguna relación, todo tiene su lugar.
MT: Creo que todos los temas tienen alguna frase que te podés llevar. Lo que tiene de característico es que tiene múltiples interpretaciones. Por ejemplo en el momento de hacer una canción como «Fiebre», con la letra me imaginaba una situación política, de rebelión popular o de queja. «Sube la fiebre…» tiene que ver con que la calle está re difícil, pero al mismo tiempo te lo podés tomar para otro lado, la estás pasando mal con alguien y se empieza a calentar el motor.
GR: O simplemente incitar al baile.
MT: Exacto, eso está mejor, puede ser simplemente subir la fiebre de la pista.

Van a estar abriendo el show de Peces Raros en Niceto Club. ¿Cómo se preparan?
MT: Para esta fecha de Niceto que la gente ya tiene cultura electrónica y saben lo que son los Peces, vamos con esa ventaja. Entonces nos vamos a jugar un poco más a hacer un set con distintos momentos, con transiciones y silencios. Un set pensado de menor a mayor, vamos a cerrar bien arriba y creo que la gente lo va a entender porque es un público que va mucho a fiestas electrónicas. Con Peces somos amigos, nos vemos generalmente en nuestra cotidianidad. Nuestra primer fecha fue con Peces Raros en La Plata en el marco del Fango, en Brothers. Así que ellos nos están ayudando un montón, les gusta lo que hacemos, a nosotros nos gusta lo que hacen. Hay una estética compartida y hay una cultura compartida porque estamos todos en el mismo ambiente.

¿Sienten que aún no llegó el estallido de esta escena platense? Esta combinación entre el recital y el DJ set, de explorar la idea de ritual del género electrónico.
MT: Para mí que no explotó, hay que ver qué pasa en los próximos años y bandas que se pongan a investigar en el tema. Hay mucho por hacer, mucho por explorar y estaría buenísimo que sigamos creciendo. Además meter bandas en medio de una fiesta está increíble. Te hace el panorama mucho más variado y hace distinto el evento. Es un espacio que todavía está por recorrerse y que tiene mucho por explotar. Hay una oportunidad de exploración artística muy fuerte, que además está vinculada directamente con el baile, así que es muy potente.

Varese se presenta junto a Peces Raros el viernes 13 de septiembre a las 20:30 h en Niceto Club (Av. Niceto Vega 5510, CABA), entradas disponibles a través de Ticketek.

*

Foto principal: Luciana Demichelis.