Categorías: Noticias
| Publicado
26/08/2020

Alemania: Realizan un concierto experimental para estudiar cómo se trasmite el coronavirus en eventos masivos

500 voluntarios participaron de «Restart-19», show planeado para testear la circulación del virus.

Restart-19

La industria de la música en vivo se ha visto sumamente afectada a partir de la pandemia y las medidas de distanciamiento social, fundemantalmente por el impedimento de realizar conciertos en vivo. A raíz de esto, los trabajadores del mundo del espectáculo han buscado diferentes alternativas para seguir dando shows y el streaming se convirtió en la vía más fácil, aunque no en la más provechosa. Es por eso que, poco a poco, se busca reactivar el consumo de shows en vivo adaptados a la "nueva normalidad".

Con este objetivo, el pasado fin de semana se llevó a cabo en Alemania una prueba piloto para conciertos, titulada Restart-19. Este concierto tuvo lugar en el Quarterback Immobilien Arena, en la ciudad de Leipzig y se pensó para testear la circulación del virus en eventos de este calibre.

El experimento fue impulsado y realizado por un grupo de científicos de la Universidad de Halle, y se llevó a cabo en tres diferentes escenarios que presentaban diversas condiciones de distanciamiento. El primero se realizó sin medidas de distancia, el segundo contaba con cierta distancia y medidas higiénicas y el tercero postulaba la mitad de los asistentes, distanciados por un metro y medio entre sí. Se pidió a los asistentes que se comportaran de la manera más natural posible para que la experiencia tengo real efecto.

Para este experimento se presentaron 500 voluntarios, aunque la convocatoria planteaba 4 mil y el elegido para los tres shows fue el cantante Tim Bendzko. Con los datos recolectados en el experimento, que se conocerán en un mes aproximadamente, se sabrá cuál es la manera más viable de volver a los conciertos en vivo en el contexto actual y qué condiciones requiere.