Avengers: Infinity War y Deadpool 2 fueron, sin lugar a dudas, dos de los estrenos más esperados y exitosos, tanto en cuanto a repercusión y críticas como a nivel de taquillas, en lo que va del año. Quizás sean esos los motivos por los que Ryan Reynolds (el actor que encarna al sangriento mercenario Wade Wilson) y James Gunn (director de los films de Guardians Of The Galaxy, los cuales aparecen en la última súper producción de Disney) vean con buenos ojos un crossover entre el antihéroe y la crew intergaláctica.

La idea surgió luego de que Gunn se deshiciera en elogios para con el largometraje dirigido por David Leitch y Revenge, una película francesa de 2017: “Ayer finalmente ví Deadpool 2, que me encantó, y también la brillante Revenge. Dos películas completamente diferentes y fantásticas: ¡el cine está vivo!”, escribió el de St. Louis, Missouri, en su cuenta de Twitter.

Tan sólo minutos después, Reynolds, quien había sido etiquetado en el citado tweet, no dudó en tirarle la propuesta a Gunn. “Gracias, James. ¿Crossover?”, preguntó el actor canadienses, a lo que el director contestó: “Sí, por favor”, dejando a la vista de todos sus claras ganas de juntar a Wilson con Star-Lord, Gamora, Drax, Rocket y Groot.

Si bien todo esto no es más que una fantasía de Reynolds y Gunn, en una de esas Disney, que compró la mayoría de los activos de 21st Century Fox (entre los que se encuentra Deadpool) por aproximadamente 52,4 mil millones de dólares, les da el gusto a ambos.

Comunidad Indie Hoy