Para muchos melómanos y artistas, la música es un asunto sagrado. Es innegable entonces la satisfacción que puede traernos escuchar nuestras canciones favoritas (inclusos las más tristes).

Pocos se atreverían a cuestionar que esta disciplina merece tener un día para ser conmemorada. Lo que casi nadie sabe es la historia detrás de la elección del 22 de noviembre como su día. Como bien nos recuerda en su web la Secretaría de Cultura de la Nación, la tradición de celebrar esta fecha viene instituida para recordar a Santa Cecilia.

La historia de ese personaje se remonta al siglo II, cuando aún el cristianismo era una religión perseguida. Por esos tiempos, la citada santa fue obligada por sus padres a contraer matrimonio con Valeriano. Al casarse, el joven se bautizó también bajo la religión de su esposa (la cristiana).

Junto a su hermano Tiburcio, el recién converso se dedicó a sepultar cadáveres siguiendo las escrituras. Dicha labor no fue vista con buenos ojos por los romanos, quienes adoraban a Júpiter y los enjuiciaron. Quisieron forzarlos a abandonar sus creencias y adoptar las suyas, pero eso no sucedió y Valeriano y su hermano fueron condenados a muerte.

Pintura de Santa Cecilia por Carlo Dolci

Poco después algo similar le ocurrió a Santa Cecilia, quien por estar asociada con ellos fue torturada con gases y hornos. Su respuesta fue la de cantar durante el proceso y alabar al dios del cual era devota. No renunció así a ninguno de sus grandes amores: la música y su religión. De manera que el 22 de noviembre del año 230 fue ejecutada por orden del alcalde Almaquio.

Más adelante, en el siglo III, el catolicismo empezó a ser el credo imperante en Italia y regiones aledañas. Ya en el año 1594, el Papa Gregorio XIII reconoció a la fallecida joven como la patrona de los músicos. De esta forma, el día de su muerte pasó a ser la fecha en que se honra a los intérpretes de bellas melodías.

Dejando de lado esos orígenes católicos, que hoy ya no son tan protagónicos en la celebración del Día de la Música, muchos realizan actividades para visibilizar problemáticas laborales de los miembros de este gremio; o bien, recordar la preponderancia de su actividad que tanta alegría entrega a la sociedad. Te invitamos en todo caso a disfrutar de nuestras canciones favoritas en esta playlist con lo mejor de 2018.