|
18/01/2021

Eté & Los Problems cierra una etapa y comienza una nueva con el EP en vivo Mudar

Con una nueva formación, la banda uruguaya adelanta el sonido de su próximo disco.

Foto: Gentileza de prensa

El 2020 no fue como se esperaba para nadie. Pero entre medio de planes truncos, para Eté & los Problems fue la oportunidad de trabajar algo nuevo, de lo que ya se están empezando a ver los primeros frutos.

La banda uruguaya comenzó el año con la cancelación de una gira extensa por Uruguay y Argentina, y la chance de aceitar una nueva formación. Con nuevo guitarrista, bajista y tecladista, ni bien se pudo volver a ensayar en el país oriental, se juntaron en un campo de Andrés, el baterista, para trabajar con todos los integrantes. “Eso fue algo que si bien no era el plan original hizo mejor el proceso de ingreso de los nuevos integrantes porque nos dio la posibilidad de ensayos muy largos”, cuenta el cantante Ernesto Tabárez y agrega: “Las canciones se modificaban porque había tiempo para jugar con la música, para probar cosas”. En esa mutación aparecieron los futuros temas de Mudar, el EP que publicaron en noviembre.

Como un reflejo de esos cambios, el disco fue concebido de una manera particular. En la Sala del Museo, un lugar que los recibe habitualmente y que de hecho iba a servir para despedir el año hasta que una nueva ola de COVID-19 obligó a cerrar todo nuevamente, desarmaron la platea, se ubicaron en círculo y grabaron cinco temas en vivo. Esas canciones ya formaban parte de su disco de 2018 Hambre, pero ahora se escuchan en su sonido actual. Y la razón de ser de este nuevo material tiene que ver con “terminar de cerrar o arrimar a la banda nueva a lo que iba a ser”, en palabras del propio Ernesto. “El ejemplo claro es 'Máquina del tiempo', que es la canción que debía haber sido en el disco y que no habíamos logrado”, concluyó sobre eso.

Pero hay más. “La banda nueva es una banda perfecta para lo que estamos haciendo y lo que va a venir”, adelanta el cantante de la banda. Así es que Mudar representa una transición que se verá concluida en el nuevo disco que ya están pensando que ya tiene un título tentativo y cuyo concepto abordará el mar. “Hambre es un disco muy de tierra, y la tierra concluye en la costa, en el mar”, cuenta. Aunque el comienzo de esa idea ya lo tenía desde hace tiempo, terminó de cobrar sentido cuando el 31 de diciembre de 2019 en el balcón de su casa, que da al puerto de Montevideo, “empezaron a tocar la bocina todos los barcos al mismo tiempo y parecía que estuviera sonando el cielo, que era la llegada del apocalipsis, y yo quedé frisado mirando eso”.

Ahora ese universo está organizado y durante el primer cuatrimestre del 2021 empezará a completarse en canciones. Luego vendrá trabajarlas con la banda, volver a tocar en vivo cuando se pueda y, finalmente, para finales de 2021 o ya para 2022 pensar en grabarlo y sacarlo. “Hambre es un disco que insiste sobre las mismas ideas hasta lograr desentrañarlas y quiero que este sea un disco mucho más liviano, que haya menos repetición y se enganchen las ideas unas con otras. Eso va a llevar un tiempo aceitarlo para grabarlo”, concluye Ernesto.

Mirá la sesión en vivo de Mudar a continuación y escuchá a Eté & los Problems en plataformas de streaming (Spotify, Apple Music).