Fotografía: Dan Chung / Reuters
Fotografía: Dan Chung / Reuters

La edición 2016 de Glastonbury, el festival más grande del mundo, será una edición memorable porque dos grandes íconos de la música pop nos dejaron en este tiempo: David Bowie y Prince.

Según reporta la BBC, el festival de este año, que comienza en junio, le rendirá homenaje a Bowie nada más ni nada menos que en el Pyramid Stage, decorando la Pirámide en alusión a Aladdin Sane, con el pelo rojo y el rayo tatuado en la cara, según informó Emily Eavis, co-fundadora del festival.

Además, se proyectará la grabación de la última vez que Bowie tocó en el escenario de la Pirámide, en el año 2000, a lo largo de todo el festival. El Park Stage tendrá un tributo al disco Heroes, con Philip Glass haciendo su Symphony No 4, que está basada en ese disco del Duque.

Aunque Prince nunca haya tocado en Glastonbury, también tendrá su correspondiente homenaje (que en Coachella no hubo tiempo porque la muerte fue unos días antes del segundo fin de semana). Eavis mencionó en una entrevista que harán “un increíble show de luces” en su honor, además de coordinar fiestas y eventos relacionados a Prince a lo largo de todo el evento. Prince estuvo a punto de tocar en la edición de 2014 pero un desencuentro de última hora lo impidió: el músico se enojó porque se filtró su nombre en las redes sociales.

Glastonbury tendrá lugar entre el 22 y 26 de junio. Seguramente los videos no tarden en aparecer.