Foto: Neil Krug

Kevin Parker es uno de los músicos más aclamados de su generación. A sus 33 años, el australiano no solo ha cosechado millones de fans con Tame Impala, la banda que lidera, sino que también ha realizado múltiples colaboraciones con artistas como Kanye West y Kalis Uchis.

Y si bien Parker ha publicado canciones en solitario en meses recientes, el público no para de pedirle un nuevo álbum junto a su agrupación. Ante esa situación, él aprovechó para hablar al respecto en una entrevista con The New York Times. Allí confesó lo siguiente sobre su proceso creativo:

«Parte de lo que me hace comenzar un disco es sentirme un poco inútil. Eso me obliga a querer hacer música.»

Luego ahondó en esa reflexión al explicar que eso le sucede desde que era chico:

«Comencé a hacer música cuando era niño como una forma de sentirme mejor conmigo mismo, ¿sabés? Lo irónico es que si me siento en la cima del mundo o estoy confiado o me gusta todo, no siento la necesidad de hacer música.»

Aquello podría justificar a la perfección el hecho de que no ha publicado un álbum junto a Tame Impala desde Currents, placa de 2015. Lo más probable es que su exitosa y apretada agenda no le hayan dejado espacio para sentirse mal consigo mismo. Esa es una excelente noticia para Kevin y sus allegados, pero al parecer no tan buena para quienes esperan más canciones por parte suya.

Sin embargo, avisó que el próximo disco de su banda ya ha tomado forma en su cabeza. Después explicó que varias de ellas tratarán sobre el tiempo:

«Muchas de las canciones llevan la idea de pasar el tiempo, de ver tu vida brillando ante tus ojos, de ser capaz de mirar claramente tu vida desde este punto en adelante. Estoy siendo arrastrado por esta noción de que el tiempo transcurre. Eso tiene un costado realmente intoxicante.»

Hasta el momento, no se ha revelado la fecha de publicación de ese material futuro. Lo último que habíamos reportado sobre este proyecto fue el estreno del sencillo «Borderline».