The Weeknd – Foto: Gentileza de Prensa Lollapalooza

La diversidad sexual es algo que a muchos puede “incomodar”. A veces pensamos, erróneamente, que los jóvenes y también los artistas son quienes más apoyan las luchas disidentes y son los que menos reniegan o se incomodan con esta diversidad. Pero nunca falta quien muestre la hilacha. Este es el caso de The Weeknd y su nueva canción en colaboración con el artista francés Gesaffelstein.

Lost in Fire se titula la nueva canción que ya cuenta con más de cuatro millones de vistas en YouTube. Y es su segunda estrofa lo que ha despertado la furia de la comunidad LGBT, que la han tildado de “lesbofóbica” y “bifóbica”.

“You said you might be into girls / Said you going through a phase / Keeping your heart safe / Well, baby, you can bring a friend / She can ride on top your face / While I fuck you straight”. – “Dijiste que podrían gustarte las chicas / Que estabas atravesando una fase / Manteniendo tu corazón a salvo / Bueno, nena, podés traer a una amiga”.

No solo que la letra plantea la bisexualidad como apenas una fase sino que fetichiza el lesbianismo y termina concluyendo que su poder sexual masculino siempre va a ser más potente e incluso puede “convertirla”. El poder patriarcal toma lugar en la provocadora letra, al exponer la superioridad del hombre sobre la mujer, en este caso, para lograr la satisfacción sexual de otra mujer.

Desde el sitio INTO se han dedica a analizar la canción y concluir que: “los tíos cis cantan sobre las mujeres queer como si fueran conquistas y como sus pollas fueran terapia de reorientación sexual”.

Twitter también fue un gran espacio de crítica para el cantante. Los tweets estallaron hablando de menosprecio del lesbianismo o directamente insultando a The Weeknd.

En el video de la canción se ve al artista canadiense en una clara actitud de poder, hablando a cámara, sentado a un gran escritorio y esgrimiendo su virilidad. The Weeknd aún no se ha pronunciado ante las críticas.