Tras una espera de casi cuatro años, los Militantes del Clímax exteriorizaron su segundo álbum de estudio bajo el nombre de Día 4 y lo presentaron en el mítico patio del Centro Cultural Konex. Teatro, música y baile se desarrollaron sobre el escenario principal del recinto de manera perfectamente intercalada. Festejando 10 años como banda, el ambiente estuvo repleto de alegría y emoción.

Con una puntualidad nunca antes vista y llenando por completo el espacio al aire libre –algo solo logrado por artistas del calibre de Él Mató– la banda empezó uno de sus recitales más importantes de los últimos años. No fue inherente a ninguno de los allí presentes que el crecimiento exponencial de la banda en los últimos años se llevó a cabo de manera estrepitosa. El auge del hip hop en la Argentina y Latinoamérica se vino dando de manera continua en el último tiempo y los Militantes no podían quedar afuera de ello.

Foto: Clari Nogueira
Foto: Clari Nogueira

El show arrancó repleto de hitazos como “Maradona Caniggia” o “Abusa de tu estilo”, intercalados por varios de los nuevos temas como “El origen del gen” y “Skymood”. Luego se desarrolló el primer monólogo de la noche (siendo cuatro en total) interpretado, como siempre, por Frank Bersi o El oráculo. En esta teatralidad es importante destacar cómo se traen al frente temas tan sensibles o tabúes y se los toma desde un punto de vista irónico para lograr normalizarlos. Política, abuso y religión son algunos de los tópicos más usados a lo largo de toda la noche con una función apelativa hacia los presentes. “¿En qué sociedad gobernada por sacerdotes y funcionarios nefastos queremos vivir?”, parecía ser la pregunta indirecta de los Militantes.

“Además de ser ladrón también controlo policía/ Me duele hacerte mal pero me pica la alcancía” nos respondería más tarde El abuelo, flamante MC de la banda, en el tema nuevo llamado “Diputado”.  Además de éste, se pudieron escuchar “Termidator” y “Ciberyuta” pertenecientes a Día 4, con la particularidad que este último posee un final que no se encuentra en el disco y solo interpretan en vivo: particularidad que hace a la magia de los Militantes del Clímax.

“Franki”, “Renacentista” y “Godbless” fueron otros de los nuevos temas que se pudieron escuchar en esta admirable presentación. Casi en su totalidad fue interpretado el nuevo disco de la banda.

Foto: Clari Nogueira
Foto: Clari Nogueira

Además de los diez miembros estables, se subieron al escenario diversos artistas (algunos ya acostumbrados a hacerlo) para darle un color diferente a la noche. Under Mc y Alex Heduvan (también conocidos como Los Bastardos Crew) interpretaron “El triple”; Yema Ice (MC venezolano) realizó una perfecta intervención con su canción “My Ghetto”; y en último lugar, no por eso menos importante, Klan tomó el micrófono y se puso a rapear uno de sus temas más conocidos: “My Name is Luka”. Mención de honor a este último freestyler que se subió al escenario en un momento difícil del recital. Con una revuelta de nervios en el estómago, El abuelo tuvo momentos en blanco en los cuales determinadas frases de los temas se le escapaban de su memoria. Sin embargo, Klan tomó la posta en el momento más complicado y levantó al público con una inyección de adrenalina.

Luego que le devolvieran desde el público al MC de Militantes un gorro de lana que él había arrojado en un recital anterior (Festival Buena vibra del 20 de julio, en el mismo Konex, pero en el salón de adentro) todo cambió. Tapándose la cara con la totalidad del gorro y rapeando a ciegas, las rimas fluyeron con total normalidad. El apoyo del público nunca faltó: errar es humano.

Por último, después de varios monólogos más y de diversos temas pertenecientes al primer disco de la banda, se dio por finalizada la velada. “Hit Hot” no faltó y todos estaban satisfechos por haber escuchado una vez más a una de las bandas más prolíferas del país.

Foto: Clari Nogueira
Foto: Clari Nogueira

*

Foto principal: Clari Nogueira.