Foto: Filmfestival Linz

Dario Argento es el rey indiscutido del horror italiano. El cineasta es célebre por cintas aterradoras como Suspiria (1977) y La sindrome di Stendhal (1996). De hecho, algunos lo consideran uno de los mejores discípulos de Alfred Hitchcock hasta la fecha.

Argento se había distanciado de sus labores como director desde 2012, año en el que publicó su versión fílmica de Drácula. De acuerdo con medios como Espinof, el proyecto que ahora convoca al venerado creador es una serie de televisión titulada Longinus.

No se han revelado mayores detalles sobre el elenco del programa ni su fecha de estreno, pero sí se confirmó que su su trama tendrá tintes sobrenaturales y su historia girará en torno a crímenes misteriosos en los que estarán presentes elementos esotéricos. Lo más probable es que se planteen enigmas relacionados con lo ocurrido hace varios siglos.

Aquello parece estar en consonancia con el nombre elegido para la serie, pues Longinus es el nombre del soldado romano que introdujo una lanza en el cuerpo de Cristo para asegurarse de su muerte. Resulta entonces muy probable que de alguna manera se encuentre involucrada la religión católica en esta ficción.

Esta tira además es descrita como una obra de autor para el mercado internacional. A nivel logístico, será una producción gestada entre BIM Production y Publispei que se realizará entre la Siena del Palio y los Alpes franceses de Grenoble.

Lo últimos que reportamos sobre el citado director fue su notable disgusto ante la versión de Suspiria entregada por su compatriota Luca Guadagnino.