A veces necesitamos un tiempo de abstracción, lejos del mandato de productividad constante en el que nos inserta la rutina, para reconectarnos con nuestra verdadera esencia y repensar lo que realmente queremos. Los artistas dentro de la industria musical no son la excepción, menos después de las jornadas maratónicas a las que se exponen desde que graban un disco hasta que terminan sus giras alrededor del mundo.

“Handmade Heaven”, la nueva creación de Marina, explora ese momento interno de quiebre, desconexión y reflexión en el que se sumergió la artista galesa tras finalizar el tour de promoción de su último álbum Froot (2015), que la trajo de visita a Sudamérica en el Lollapalooza del 2016. Una oda hacia la naturaleza en clave pop, con el aura celestial inconfundible que la voz de Diamandis suele añadirle a sus sinceras composiciones.

“Escribí esa canción en un momento en el que me sentía muy fuera de sincronía y perdida en el mundo. Algo que me ayudó por entonces fue tomarme el tiempo de mirar con detenimiento la naturaleza todos los días”, explicó en su cuenta de Twitter. Siguió:

“En cierto modo vivimos en un mundo muy antinatural -nuestros cerebros están constantemente tratando de ajustarse y adaptarse a un montón de cambios sociales y tecnológicos -y creo que eso puede causar mucho sufrimiento-. Mucha gente sufre de ansiedad mientras que el mundo natural tiene muy poco protagonismo en nuestras vidas.”

El single se estrenó el viernes pasado y vino acompañado por un video dirigido por la reconocida Sophie Muller (quien ha trabajado con artistas de la talla de The Strokes, Shakira, Beyoncé, Coldplay, Garbage, The Killers). En el videoclip, filmado en Estonia, la vemos a Marina con un abrigo rojo perdida en la inmensidad de un paisaje nevado. «Handmade Heaven» formará parte de Love + Fear, su nuevo disco de estudio que ya tiene fecha de salida para el próximo 26 de abril.

Durante el impasse que se tomó estos años para focalizarse en su bienestar personal por sobre su carrera artística, Marina solo se conectó públicamente con la música de la mano de Clean Bandit, banda que integra su pareja Jack Patterson. En 2017 lanzaron en conjunto la versión de estudio de “Disconnect”, un retrato popero de los daños emocionales de la tecnología. A fines del año pasado colmaron los charts con “Baby”, un hitazo del que también participó Luis Fonsi. Con la positiva recepción de su colaboración más reciente en su historial, las cosas parecen estar bien encaminadas para su gran regreso en solitario.

Esta nueva etapa encuentra a Marina con nombre renovado. Tras una década de ser conocida como Marina & The Diamonds, decidió pasar a llamarse simplemente Marina. Los diamantes quedaron solamente presentes en su nuevo logo, cuya tipografía además está inspirada en el alfabeto griego en conexión con sus raíces familiares. Tras la salida de Love + Fear, la artista comenzará la gira de promoción con fechas confirmadas en Reino Unido y Estados Unidos.