Categorías: Discos
| Publicado
18/06/2020

Childish Gambino - 3.15.20

Reseñamos el cuarto disco del proyecto de Donald Glover.

Childish Gambino en Lollapalooza Chicago 2019 - Foto: Charles Reagan Hackleman

Lo sabemos hace mucho: Donald Glover es un artista que todo lo puede. Desde que sacó su primer disco bajo el nombre de Childish Gambino en 2011, de alguna manera encontró el tiempo de poder con todo: su música, sus películas, sus series, sus videos. En todas estas aristas, Glover elige contar qué le pasa, y por qué. 3.15.20, su cuarto álbum, no es la excepción. El disco fue titulado con la fecha en que salió y contiene doce canciones, la mayoría nombradas a partir de los minutos donde empiezan.

Es necesario recordar que el disco llega después de "This is America", el tema que criticaba el abuso policial contra los negros en Estados Unidos y con el que ganó el Grammy a mejor canción y mejor grabación en 2018 junto a Ludwig Göransson, principal productor también de este álbum.

Y este trabajo no escapa de eso. En tiempos de replantearnos todo, con unas semanas revueltas a partir del asesinato de George Floyd, en este disco vamos a encontrar un cuestionamiento a los sentimientos más básicos. Glover procesa qué significa ser negro, ser hijo, ser padre, y qué es el amor, y el disco conecta estos temas tal como lo hacen sus canciones, fusionando miles de capas de ritmos y texturas.

El disco comienza con uno de los pocos temas que tiene nombre, "Algorhythm". “Muy aterrador, tan binario/Cero o uno/Me gusta o no, canario en mina de carbón/Sueño en color, no en blanco y negro”, rapea Glover, usando la metáfora del pájaro como una advertencia anticipada de algún peligro que todavía no conoce bien pero que se apodera de su vida. El ritmo digital parece acelerarse a medida que Glover canta sobre las limitaciones que dejamos tener en nuestras historias con tal de que nos ordene el tiempo. Incluso podemos perdonarle el juego de palabras en el título, ese algo-ritmo que suena bastante peor en castellano, porque está hablando sobre esa línea entre hombre y máquina.

En "Time", Ariana Grande llega para adornar este electro pop que plantea que lo único más seguro que el final es que no vamos a saber qué hacer cuando eso llegue. “Tal vez todas las estrellas en la noche son realmente sueños/Quizás todo este mundo no sea exactamente lo que parece/Tal vez el cielo se caiga mañana”.

Como si fuera un capítulo de Atlanta, "12:38" lo tiene a Glover encontrándose con una chica, comiendo hongos y, como esas cosas que le pasarían al querible y exasperante Earn, le llegan tantos mensajes de su novia que lo descoloca. Con una base muy soft R&B y con participaciones de 21 Savage y Kadhja Bonet, es una de las mejores canciones. Más tarde, en "19.10", Donald tira una de las frases que mejor rodea todo lo que escribe: “Ser feliz realmente significa que alguien más no lo sea”.

Después de tres canciones en el medio ("32.22", que suena a una persecución, con un toque de autotune y coros selváticos; "35.31", es una mezcla entre un Bruno Mars muy animado y todo el elenco de Plaza Sésamo, donde nos cuenta un par de vivencias suyas adolescentes; y en "39.28", que se pregunta por qué tiene que ir de fiesta si de verdad no la está pasando bien: “El dolor es un océano en pie, nunca nadé a menos que vos lo hicieras”), llega 42.26 a.k.a. “Feels Like Summer”. Más allá de sonar frugal, la única canción que ya había publicado (fue parte del EP de 2018 Summer Pack) nos recuerda que Glover nunca deja de pensar: “Hombres que hicieron máquinas, que quieren que decidan lo que tenemos que hacer”.

Hacia el final del disco aparecen dos de las canciones más potentes. En "47.48", la música frena para dejar hablar a su hijo mayor de tres años acerca del amor. Y en "53:49", Glover canta “Ahora solo avanzo/Bajo el sol, en todo momento/Hice lo que quería”, predicando la auto aceptación ganada y un mensaje para recordar que debe aprovechar el amor donde está. "¡Dije, me amo!" exclama Glover, todavía un poco desconcertado.

En 3.15.20, Donald Glover parece que ya no tiene esa vulnerabilidad pasada: tiene la incertidumbre de no saber qué hacer ahora que entiende un poco mejor todo. Pero aunque siga repleto de preguntas, demuestra no tener miedo y estar lleno de amor propio.

Childish Gambino - 3.15.20

2020 - RCA

01. 0.00
02. Algorhythm
03. Time
04. 12.38
05. 19.10
06. 24.19
07. 32.22
08. 35.31
09. 39.28
10. 42.26
11. 47.48
12. 53:49