Discos
|
07/12/2021

Little Simz - Sometimes I Might Be Introvert

La rapera inglesa regresa con un disco introspectivo que narra su vida como si fuera el camino del héroe.

“¿Cuál es la mejor versión de nosotros mismos?”, es una pregunta que probablemente nos hagamos una y otra vez todos los días. Pero, ¿realmente existe una respuesta? Simbiatu "Simbi" Abisola Abiola Ajikawo, mejor conocida como Little Simz, explora este pensamiento en su nuevo disco titulado Sometimes I Might Be Introvert, que si vemos sus siglas deletrea “Simbi”, su sobrenombre, para hacer referencia a que es un proyecto autorreferencial.

Esta épica empieza con "Introvert", un set de baterías y trompetas gloriosas que nos hacen sentir que estamos al borde del inicio de algo grande, del viaje de un héroe que intenta encontrar y alcanzar un propósito más grande que él mismo. Es como un llamado a la guerra, de poder, que evoluciona al pasar a "Women" que desarrolla lo que es ser una mujer de color en cualquier parte del mundo, toda la fuerza que necesitan para hacer lo que deben hacer y el poco reconocimiento que tienen. Simz usa en estas dos canciones metáforas y escenarios que desarrollan los mensajes que quiere transmitir, sin que se vuelvan demasiado obvios.

Pero esa determinación y rudeza que escuchamos no solo en su voz sino en la energía de las composiciones, no siempre está presente. Podemos ver otra faceta en la que Simz es vulnerable, mostrándonos problemas que ha tenido en sus relaciones, ya sean amorosas o con su padre, en "I Love You, I Hate You" y "Two Worlds Apart"; mencionando, además, cómo fue su infancia como inmigrante y cómo afectó a uno de sus primos en "Little Q, Pt. 1" y "Little Q, Pt. 2".

Foto: Nwaka Okparaeke

Cuando nos acercamos casi a la mitad del proyecto, nos encontramos con los rompecabezas de Little Simz, con lo complicado que ella siente que es acercarse a lo que de verdad quiere y cómo percibe que la juzgan en "Speed", o a la pelea entre lo que de verdad es y su imagen como música en "Rollin Stone", donde además juega con su voz para demostrar su multifacetismo y su lado más oscuro. Pero toda esa falta de luz desaparece en el medio, donde Simbi nos describe lo que es enamorarse con "I See You", que simboliza el corazón dentro del disco, dentro del perfil de ella misma. Es un tema R&B en colaboración con Cleo Sol en donde el amor y la intimidad no faltan.

En "Standing Ovation", la inglesa llega a su máximo potencial y es donde nos hace ver que finalmente encontró la respuesta a todo lo que se estaba preguntando y que dudaba si podía traer a la vida. Por eso es acompañada por las trompetas, coros y baterías de marcha que nos ponen en mente que vemos a nuestro Hércules lograrlo. Para luego mostrarnos otra cara de ella en "Protect My Energy", el único tema en el que canta y se va por hacia un camino más funk.

El disco cuenta con otro personaje importante, Emma Corrin, la actriz reconocida por su papel de Lady Diana en The Crown, una hada madrina que acompaña a la rapera en todo momento, dándole apoyo y consejos para que recuerde quién realmente es. Estos interludios son los que hacen que la historia siga con su curso y son los consejos de mentora que a muchos les gustaría tener. También reflejan otra faceta de Simz, su pasión por la actuación y nos hace pensar que cada uno de nosotros es el protagonista de su propia película, de su propia historia.

El álbum alcanza su cúspide con "Point and Kill" y "Fear No Man", los tracks en los que Little Simz se muestra en su versión más auténtica, donde aprecia sus raíces y lo que de verdad es. Son dos composiciones que toman elementos de la música nigeriana y Simz disfruta que no tiene nada que esconder o que pretender. Desde este punto, nuestro héroe va entrando en paz con las dos últimas canciones que narran cómo ella llegó a eso, cómo todo salió como ella lo esperaba o hasta mejor. "How Did You Get Here" y "Miss Understood" tienen el sonido característico de los temas que sonarían en cualquier soundtrack de película antigua cuando los protagonistas se encuentran y se aman por siempre y para siempre, à la Breakfast at Tiffany's.

Todas estas fases, identidades y etiquetas son las que al final del día la hacen Simbi, tal y como nos pasa a cualquiera de nosotros. Little Simz en Sometimes I Might Be Introvert da el mensaje de que quizás no tenemos que buscar más allá porque nuestra mejor versión es la que tenemos cada vez que nos vemos en el espejo y que solamente debemos trabajar duro y seguir yendo adelante, porque lo que somos hoy es quien puede hacer todas las cosas que se nos ocurren y quien no tiene que pensar en las consecuencias de mañana.

Escuchá Sometimes I Might Be Introvert en plataformas de streaming (Spotify, Apple Music).