Camila Domínguez, mejor conocida como Louly, tiene 23 años y hace música desde muy chica. Su particular tono de voz y flow llamaron la atención del productor Omar Varela, quien la invitó a formar parte de Mueva Records para sacar dos singles, «Happy» y «Fantasma». La joven argentina tiene influencias que van desde Alicia Keys y Christina Aguilera hasta el trap y r&b más moderno, una mezcla que la transforma en uno de los nombres en ascenso mas interesantes de la escena urbana. Hablamos con ella sobre sus comienzos, el éxito, su próxima presentación en el Lollapalooza 2020 y más.

¿Cómo comenzó tu camino en la música? ¿Cuál fue el click en tu vida para que te la tomaras más en serio?
Empecé con la música desde muy chica, desde que tengo 8 años iba a clases de canto. Mi mamá iba a coros y se la pasaba a los gritos en casa, lo cual hizo que me guste. Siempre me lo tomé en serio, desde los 8 a los 13 hacía canto, después dejé, y a los 14 o 15 años empecé a escribir mis propias canciones en casa. Hace 4 años atrás, armamos un estudio con unos amigos donde hacemos música y audiovisuales, con ellos hice mis primeros videos y mis primeras canciones. Todo empezó entre amigos y luego sucedió lo de Mueva Records.

Te suelen etiquetar como artista de trap. ¿Cómo definirías vos misma tu sonido? ¿Cuáles son tus influencias?
La verdad mis influencias son nada que ver con lo que hago, mis primeros temas en vivo arriba de un escenario fueron temas de Alicia Keys y Christina Aguilera. No me creo que soy una trapera porque si bien hago este genero, me considero muchas otras cosas. Le estoy encontrando la vuelta al mensaje que quiero dar, sé cuál es el mensaje pero estoy viendo las diferentes maneras. Saqué ahora mis primeras canciones en Mueva Records, por ejemplo «Happy», que es como un tema de presentación pero estoy haciendo un montón de ritmos, desde un reggaetón o dancehall hasta hip hop o un house. No me cierro a nada, así que si me preguntan si soy del trap, mi respuesta es no. También me encanta el r&b y el rap de antes, mis influencias vienen por ese lado. Mi profesora de canto tenía una banda de soul y blues, y cantaba muy parecido a Amy Winehouse, así que mi color de voz y mis melodías son inculcados de ella y su enseñanza.

¿Tenés algún artista que te inspira o admires?
No hay un artista particular que admiro, nunca me pasó. Me gusta DaniLeigh, es una mina que escucho y no hay canción que no me guste. Después esta Rosalía, todo lo que hace, la puesta que tiene en el escenario, su presencia, siento que te mira y ya ganó, es muy única. Va por ahí creo, ser muy único cuando uno hace un tema, no perder la esencia. No puedo cantar una canción que no me llene, las melodías me tienen que volar el cerebro.

¿Tenés alguna colaboración soñada?
Sí, una artista que me encanta es Nathy Peluso, es una locura. Tiene temas que me gustaría haberlos hechos, te hace un trap, después un tema de soul, baila, es increíble.

¿Cómo llegaste a Mueva?
Es muy loco cómo llegue a Mueva, me engañaron. Yo subía cosas a Instagram, videos cantando como cualquier persona, y un productor de Mueva me hablaba siempre y un día me dice «me encanta lo que hacés, cuando quieras podés venir a grabar a mi estudio.» Fui sin muchas expectativas y sin saber quién era, solo sabía que era buena onda y le gustaba mi música. Pegamos buena onda desde el comienzo y empezamos a grabar cosas, luego de un tiempo me llama para ir de nuevo y ahí me cuenta la verdad y que pertenecía a Mueva Records. Ahí empezó todo, lo conocí a Omar y acá estamos.

Con Mueva sacaste tu primer single este año titulado «Happy». ¿Cómo fue el proceso? ¿Con quien trabajaste en la producción?
El tema lo produjo Omar junto a los chicos de Mueva, fue un trabajo en equipo pero más que nada fue un trabajo mano a mano con el. Después el video lo filmamos con Inzomnia y Andrés Capasso, fue una experiencia muy copada porque estaba con todas mis amigas y fue natural, fue como pasar un día con ellas y que estén filmando.

La letra de la canción es de tu autoría. ¿En qué te inspirás para escribir?
No tengo una temática particular, es depende la inspiración que tenga en mi mente. Un día te puedo hacer un trap y al otro un tema re triste. Siempre hay algo nuevo que me inspira, el amor es lo primero.

«Happy» recibió miles de reproducciones. ¿Esperabas esta reacción positiva del público tan pronto?
No, la verdad que fue un flash. Yo ya hacia videos y otra música, pero al estar en un sello tan grande y conocido, con Omar Varela que abrió las puertas al trap argentino, viéndolo desde afuera siento que fue así. Los temas más sonados hoy en día fueron producidos por él, y yo tenía expectativas pero también nervios al ser expuesta a un público más grande sin saber si les iba a gustar mi música, todo puede pasar. Me llevé una gran sorpresa.

¿Siempre vas al estudio con la letra primero y después nace la producción?
Sí, casi siempre es así. Llevo una letra o tengo un beat, lo llevo a Mueva y lo hacemos. A veces voy sin nada también y nace en el estudio a través de un sonido o un beat.

¿Estás preparada para el éxito sabiendo que también puede traer comentarios negativos?
Sí, yo creo que hay que aceptar la opinión del otro, todos tenemos una cabeza diferente y nos gustan cosas distintas. Lo bueno es que hasta ahora veo cosas positivas, yo soy súper humilde y hay que ser agradecido. Nunca se me va a subir la fama a la cabeza, trato de marcar mucho eso desde cómo me visto, voy por ese camino. Arriba del escenario vas a ver cómo soy yo, llevo mi esencia, no es que bajo de ahí y soy otra persona.

Hace poco salió tu segundo single, «Fantasma». ¿Cómo surgió esa canción?
Fue diferente a componer y producir «Happy». Este tema es sobre una chica que le rompen el corazón, siento que es un trap melódico bien femenino, creo que se puede cantar trap sin tener que ser vulgar. El video fue una locura, laburamos con gente muy copada y quedó como esperaba. Tuvo una edición muy zarpada.

¿Te inspira el hecho de que muchas mujeres como Cazzu o Nicki Nicole estén surgiendo en el mundo del trap?
Sí, Cazzu fue la mujer que abrió las puertas a que muchas chicas puedan animarse, incluso yo. Eso es lo que hay marcar y lo que busco hacer yo también, a que se animen. De a poco se está abriendo, ahora hay cada vez más, la verdad que está bueno. Todavía es una sorpresa ver mujeres en el trap, trato de generar que las chicas puedan abrirse y por más que no hagas lo que la mayoría escucha, es inspirador ser vos mismo.

¿Tenés pensado hacer un disco o un EP?
Sí, estoy haciendo mi disco ya, va a salir el año que viene. Vamos trabajando poco a poco, ahora va a salir una canción con video, que no puedo contar nada.

¿Qué sigue para Louly?
Están pasando cosas que surgen que cambien los planes todo el tiempo, es una revolución. El Lollapalooza me tiene entusiasmada, me enteré hace una semana, no me lo esperaba.

*

Foto principal: Gentileza de prensa.