Anoche se realizó una nueva entrega de los Latin Grammys en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas y, a comienzos de la noche que celebra lo mejor de la música en habla hispana, Mon Laferte aprovechó el glamour y los flashes de la alfombra roja para manifestar (una vez más) su postura frente a los abusos que se viven en Chile, su país natal, en torno a las protestas contra el gobierno del presidente Sebastián Piñera.

Vestida completamente de negro y con un pañuelo verde en el cuello, la cantante trasandina usó el momento en el que todas las cámaras estaban sobre ella para mandar un contundente mensaje a todo el mundo abriendo su saco y dejando al descubierto sus senos y un mensaje que rezaba: “En chile torturan, violan y matan.”

Además, durante la pre gala no transmitida por televisión, Norma Monserrat Bustamante Laferte (nombre completo de la artista) ganó el premio al Mejor Álbum de Música Alternativa por su disco Norma y aprovechó sus segundos sobre el escenario para pedir justicia para Chile y reivindicar la lucha de los jóvenes en ese país.

Luego, la música leyó una décima de la poeta y payadora La Chinganera que dice: «Chile me dueles por dentro/ me sangras por cada vena/ me pesa cada cadena/ que te aprisiona hasta el centro/ Chile afuera, Chile adentro/ Chile al son de la injusticia/la bota de la milicia/ la bala del que no escucha/ no detendrá nuestra lucha/ hasta que se haga justicia.»