En la madrugada del 12 de julio de este año, Pity Álvarez le propinó cuatro disparos a un vecino tras una fuerte discusión. Luego de ese violento episodio ocurrido en el barrio de Villa Lugano, el ex líder de emblemáticas bandas como Viejas Locas e Intoxicados se dio a la fuga. Sin embargo, horas después se acercó a una comisaría para entregarse y declaró ante cámaras de TV antes de ingresar: “Lo maté porque era entre él y yo. Cualquier animal haría lo mismo”.

Por estos días, el juez de instrucción ha concluido la fase de investigación y anunció el paso del proceso a un tribunal oral. Lo cierto es que Álvarez ha sido declarado imputable, es decir, apto para ser juzgado. Esa determinación se deriva de los informes proferidos por los médicos forenses que examinaron al músico para establecer su estado físico y psicológico.

Recordemos que Cristian “Pity” Álvarez está siendo procesado por homicidio agravado por haberlo perpetrado con un arma de fuego y actualmente está preso en la cárcel federal de Ezeiza. En dicho lugar recibe tratamiento para su adicción a las drogas y toca en un nuevo grupo musical junto al ex baterista de Callejeros. Otra noticia inesperada respecto de esta figura pública es que probablemente Netflix realice una serie sobre su vida, pues ha comprado los derechos de su historia.