Discos
|
08/07/2022

Machine Gun Kelly – Mainstream Sellout

El controversial y autoproclamado salvador del pop punk hace frente a sus críticas con un disco que no logra ser algo más que vacío y superficial.

Dicen que cuando uno repite mucho que es algo, es porque no se te cree en realidad. Colton Baker fue conocido desde inicios de su carrera hasta el 2020 como un rapero, con canciones con Halsey y Camila Cabello, por mencionar algunas de sus colaboraciones más populares. El infame año de la pandemia le dio un nuevo camino y una segunda oportunidad para ser recordado. Con Tickets to My Downfall (2020) consiguió su primer disco platino, uno de los que ha ayudado a que el sonido del punk pop regrese a la vida del mundo mainstream como un zombie sediento. Pero, también, ha hecho que Machine Gun Kelly comience a hacerse llamar a sí mismo “el salvador del punk rock”, a repetir constantemente que él sí es “gótico”, “emo” o “punk” para responderle a sus haters que dicen que solo es un poser. De ahí sale Mainstream Sellout, su nuevo disco, que busca demostrar que él posee la esencia que dicen que le falta. Y ahí es cuando entra la famosa pregunta: ¿que lo diga realmente lo hace serlo?

El creador de Hotel Diablo (2019) ha reintroducido a una generación completa a la cultura musical que los amantes de los noventa y principios de la década del 2000 tanto atesoraban. Con giras por todo el mundo y millones de reproducciones en las plataformas de streaming, Baker se ha convertido en uno de los artistas mejores posicionados en la industria. Su segunda producción, que sigue el mismo sonido que el anterior, fue hecha principalmente de la mano del baterista de blink-182Travis Barker, el padrino de la mayoría de los proyectos de este subgénero desde su resurgencia.

Aquí exploran un poco más y no suenan tanto como una versión de canciones hechas por la banda de la que forma parte Barker. En “Born With Horns“, escuchamos a un MGK mucho más fuerte y punk, lo cual continúa en otras composiciones como “God Save Me” y “Maybe” con la banda emo Bring Me The Horizon, donde sus voces se mezclan a la perfección. Pero el resto del disco deja mucho que desear. Temas como “Ay!” junto al rapero Lil Wayne mezclan un sonido acústico con hip hop de manera aburrida, “Make Up Sex” con Blackbear intenta recrear sin éxito la popularidad de “My Ex’s Best Friend”, y la secuela de “WWIII”, “WW4“, intenta ser más hardcore pero termina sintiéndose como una sátira del género.

Machine Gun Kelly en Lollapalooza Argentina 2022 – Foto: Matías Casal

Machine Gun Kelly no es ajeno a las controversias. Parte de su fama se debe a sus discusiones con artistas como Eminem y Corey Taylor de Slipknot. Por eso, la temática que el título quiere evocar no es ajena a la imagen que Baker se ha creado para sí mismo. En la composición con el mismo título, desarrolla las críticas que recibe sobre su cambio de género musical, la manera en la que luce y cómo se expresa, e incluso llega a decir que podría haber hecho Donda de Kanye West. Sin embargo, las críticas a su música no son a su persona, tal y como él lo interpreta en las líricas, sino a la superficialidad con la que toca los asuntos a los que les podría sacar mucho más insight para dejarles algo a sus oyentes. También a su manera de romantizar temas como la adicción a las drogas, las relaciones tóxicas y los pactos de muerte-suicidio como el de Sid Vicious y Nancy Spungen, o incluso la sexualización de las mujeres emo en “Emo Girl” junto a Willow Smith, sin siquiera mencionar cosas que realmente sean sobre las seguidoras de esta contracultura. Todo esto demuestra la necesidad de Baker por ser aceptado y por querer formar parte de una comunidad de la que “se siente excluido”.

El manejo de sus recursos y de su talento se sienten vacíos, con voces exageradas, skits sin sentido y elementos sonoros que no hacen que resalte del resto, cuando podría hacerlo con buenas letras y un mejor concepto. Mientras Machine Gun Kelly siga hablando más y actuando menos, seguirá dando la misma imagen del “mainstream sellout” que tanto odia… de un artista al que la sustancia le es ajena y que no encuentra su puesto en el mundo de la música. Pero que, de todas maneras, seguirá vendiendo y llamando la atención de miles de jóvenes.

Escuchá Mainstream Sellout de Machine Gun Kelly en plataformas de streaming (Spotify, Tidal, Apple Music).