los 50 mejores discos del 2014

10. Sué Mon Mont – Sué Mon Mont

Murmullo Discos

Sue Mon Mont

Nadie queda inmune a la poesía de Rosario Bléfari, sea como sea la manera en la que se publique. Esta vez es un supergrupo el que la acompaña: Niño Elefante, Tifa Rex y Marcos Díaz completan las filas de Sue Mon Mont. Un año después de su primer show en vivo, la banda publicó su primer disco homónimo, colmando las expectativas: 13 canciones que caminan entre el rock y el pop, pero todas llenas de poesía. «Besos«, «Cambio de Andén» y el que cierra, «Diferencias«, son algunos ejemplos. Rodrigo Piedra

09. Metronomy – Love Letters

Because Music

Metronomy - Love Letters

Siempre se ha criticado en Metronomy la falta de consistencia en sus trabajos, la carencia de presentar un producto cohesivo fácilmente identificable como propio, y con esto quiero decir: la incapacidad de encontrar eso que los define y reflejarlo. Sin duda, uno de los desafíos más grandes que deba afrontar una banda, y sobre todo con cuatro LPs y casi diez años de carrera. Love Letters, no es la excepción a la regla, y sin embargo, es la falla más hermosa de todas. Reseña completa – Agustina Checa

08. FKA twigs – LP1

Young Turks

FKA Twigs - LP 1

Primero hay que decir que sería un error escuchar este disco a la luz del día: todo en él es nocturno (los ambientes, los videos, etc) y envuelve cualquier actividad que pueda desarrollarse nocturnamente. FKA twigs es media vampira y sus artes de tapa comprueban su excentricismo, mientras que la música nos hace escuchar a una bomba sexual siempre a punto de explotar. Su voz lidera fácilmente todas las situaciones y climas del disco, moviéndonos fácilmente de un lugar a otro. Tal como hizo con sus EPs, esperamos que los LPs sean una seguidilla de material prometedor, oscuro y sensual, con letras que no tienen rodeos y esas reminiscencias trip-hop que tan bien sabe llevar esta pequeña muchacha. Reseña completa – Rodrigo Piedra

07. Damon Albarn – Everyday Robots

Parlophone

Damon Albarn - Everyday Robots

Desde el mismo arte de tapa del disco nos podemos dar cuenta de qué viene este disco. Sencillez. Un disco sencillo, pero no por eso, de menos excelencia. El lanzamiento está dividido claramente en dos atmósferas bastantes diferentes, que se funden entre sí mismas de manera progresiva en el correr de las canciones. Everyday Robots es un gran disco. Probablemente no sea el disco que los acérrimos fanáticos esperaban, pero sin duda podemos hablar de un Damon Albarn auténtico. Sabemos que los cambios han sido las constantes en su carrera, tanto así como para no decepcionarnos y hacer productos de calidad. Definitivamente en este caso, cumple con esas dos premisas. Reseña completa – Mono Rubino

06. Jack White – Lazaretto

Third Man Records

jack white - lazaretto

Lazaretto es un compendio de lo mejor que la música nos pudo dar algna vez: un paseo musical, con raíces en el rock, el R&B y algo de soul. Cada canción es un mundo que empieza y termina entre sus notas pero que a la vez conforman el vasto universo Jack White, único, como él, lleno de capas de instrumentos y con un ingenio en las letras que no tiene comparación. Rocío Teves

05. Las Ligas Menores – Las Ligas Menores

Discos Laptra

Las Ligas Menores - Las Ligas Menores

El caso de Las Ligas Menores es de esos casos meteóricos, que suceden una vez cada tanto en las escenas de cada ciudad. Al poco tiempo de empezar a tocar juntos, la banda se encontraba grabando su primer EP bajo el ala protetcora del sello platense Laptra. A casi dos años de ese primer lanzamiento, llegó el primer larga duración mediante el mismo sello y titulado igualmente Las Ligas Menores, porque es con éste que se quieren bautizar. La cotidianeidad de las historias que relatan siempre estuvo presente, y en su primer disco lo afilan: Las Ligas Menores es inmenso, un disco cargado de buenas canciones y del que es difícil cansarse. Reseña completa – Rodrigo Piedra

04. The War On Drugs – Lost in the Dream

Secretly Canadian

The war on drugs - Lost in the dream

Lost In The Dream dura exactamente 60 minutos. Una hora. Y no es que le sobre: The War On Drugs tiene mucho que decir, convirtiendo a su tercer disco como la pieza definitiva de su discografía. Sus canciones no son simples y no te aturden de principio. La mayoría de ellas comienzan tranquilas, pero a medida que pasan los minutos, más interesante se pone la cosa, haciéndonos caer en un espiral de guitarras, bruma y teclados de los cuales no podemos escapar ni pasar a la siguiente canción. El disco nos lleva. ¿Quién iba a decir, entonces, que una banda casi maldita y después de un gran éxito iba a sacar un disco incluso superior? Ahí lo tienen: Lost in the Dream es su disco más cancionero, melancólico, musicalmente obsesivo. El disco entero se consume casi sin tener desperdicio, un disco excelente que logra acaparar la atención durante toda su duración. Reseña completa – Rodrigo Piedra

03. Diosque – Constante

Quemasucabeza

diosque - constante

Juan Román Diosque es un artista especial. Su búsqueda por momentos puede parecer hiper detallista y sus letras, relacionadas al folk o el pop (¿es necesario catalogar?) romántico, se muestran como geniales conjunciones e imposibles de separar entre sí. Porque cada uno de sus trabajos tuvo su sello distintivo. Constante posiciona a Diosque finalmente como un artista fuera de lo que era el lo-fi y que demuestra que la genialidad y la profundidad en las letras no es cuestión de pocos, que la reflexión y la metáfora, pueden ir de la mano de la buena música. Por eso, Constante es una cita obligada para cualquier amante de la música. Reseña completa – Mono Rubino

02. Real Estate – Atlas

Domino Records

Real Estate - Atlas

Llegamos a 2014 con el lanzamiento de Atlas, el tercer LP de los Real Estate, en el que la fórmula no falla: quizás el menos veraniego (y más de ‘summertime sadness’), el ahora quinteto de New Jersey nos sumerge en un mundo en el que todavía viven las guitarras, las melodías, con la canción como bandera. Sabemos que son ellos desde los primeros segundos de “Had To Hear”. Atlas nos lleva por infinidad de espacios y tiempos que seguro te sentís muy cómodo en uno de ellos. Atlas es una palmera encerrada en un portarretrato. Ya lo decía Rob en High Fidelity, interpretado en el cine por John Cusack: “Did I listen to pop music because I was miserable? Or was I miserable because I listened to pop music?”. Reseña completa – Rodrigo Piedra