los 50 mejores discos del 2014

20. Riel – En Viaje

Quelonio Records

Riel - En viaje

Hace dos años, los Riel nos contaban en su estupendo debut que soñaban con trenes que no los iban a llevar. En Viaje es evidencia fidedigna de que ya abordaron ese ferrocarril en la vigilia: tras muchos shows en la escena under porteña y hasta una gira por la Unión Jack, la dupla nacional suena hoy más segura, arriesgada y madura que nunca. Es que En Viaje es justamente eso: una invitación al periplo de distorsión inesperado de Mora y Germán, que incluye zombies, Ray Bradbury y sinestesia. En este segundo álbum, los Riel suenan tan desenfrenados y ruidosos que un estudio apenas parece capaz de contenerlos. Reseña completa – Bartolomé Armentano

19. How to Dress Well – “What Is This Heart?”

Domino / Weird World

how to dress well

La esperanza es lo último que se pierde, dicen. Luego de un catártico segundo disco como lo fue Total Loss (2012, Acéphale), imbuido por el espíritu de la muerte y otras tantas múltiples desgracias, Tom Krell renace y entrega su tercer disco, “What Is This Heart?” en el que continúa la búsqueda de la canción pop perfecta, y en varios momentos la encuentra. Reseña completa – Rodrigo Piedra

18. Warpaint – Warpaint

Rough Trade Records

Warpaint - Warpaint

Si estaban esperando algo similar a The Fool o si estaban planeando escucharlo bajo alguna etiqueta o mencionando algún género, van a llevarse una sorpresa porque aquí se puede apreciar claramente el crecimiento de la banda y el acercamiento hacia otros sonidos con los que nunca antes habían experimentado. De esta forma, doce canciones van a bastar para darnos cuenta de que a estas cuatro chicas solo les basta sentir la música desde adentro para después transmitirla y llevarnos por todas las atmósferas posibles. Warpaint se animó al cambio y la espera valió absolutamente la pena. Reseña completa – Florencia Garrido

17. Lykke Li – I Never Learn

LL Recordings

Lykke Li - I Never Learn

Volvió la sueca favorita de muchos con el corazón partido entre sus manos y repartiendo una enseñanza no aprendida pero que necesita compartir: la melancolía musical de I Never Learn; su disco más reciente y producto de una ruptura emocional que la ubica como persona frágil y valiente a la vez. Es esta nueva placa, tal como lo cuenta ella, la parte final de una trilogía que se inició con el “claro” Youth Novels (2008, LL) y su aire fresco de pop dulce al que le siguió el “gris” Wounded Rhymes (2011, Atlantic / LL) y su ambiente tribal. Es con el “negro” I Never Learn que retrocede en cuanto a sonidos pero no en cuanto a su composición. También se aleja de la imagen de ícono pop que se fue formando con los primeros discos y es que con esto resalta que quiere que la consideren una cantautora, en sí, más humana. Reseña completa – Zezé Fasshmor

16. Thurston Moore – The Best Day

Matador Records

Thurston-Moore-The-Best-Day

Si bien los discos anteriores de Thurston Moore (entre los cuales se destacan Psychic Heart, Trees Outside the Academy y Demolished Thoughts) son bastante disímiles entre sí, The Best Day podría llegar a ser un híbrido de estos pero mucho más logrado. Para esta ocasión Thuston arma su propia banda conformada por Steve Shelley (Sonic Youth), Debbie Googe (Primal Scream / My Bloody Valentine) y James Sedwards (Nougth). El corte de difusión “Speak to the Wild”, con el que arranca el disco, pasa a formar parte de la colección de himnos a los que nos tiene acostumbrados Moore y tranquilamente podría ser la banda de sonido de una película de Gus Van Sant o de Vincent Gallo. Reseña completa – Suiti

15. The Drums – Encyclopedia

Minor Records
The Drums - Encyclopedia

Encyclopedia es una muestra de la evolución de The Drums. Sus fundadores, Johnny Pierce y Jacob Graham, tras separarse del guitarrista, se cargaron la banda a los hombros y reaparecieron de la mejor manera. En este tercer trabajo, se los escucha menos optimistas, buscando un sonido más serio con interesantes experimentaciones. La novedad es la oscuridad que casi no deja rastros de melodías pop. Lejos del hitero “Let’s Go Surfing”, parecen haberse despegado de cualquier prejuicio que pudieran haber generado con sus anteriores discos. De hecho, a Encyclopedia ninguna etiqueta lo podría definir con exactitud. Es que la exploración los llevó a extremos impredecibles y esa libertad les sienta muy bien. Santiago Scauso

14. Mac DeMarco – Salad Days

Captured Tracks

Mac DeMarco - Salad Days

Desde que lanzó su disco-bisagra 2, muchos lo han comparado con Jonathan Richman, quizás uno de los personajes más outsiders dentro del mundo outsider. Quizás la comparación llegó después de que el mismo Mac DeMarco (cuyo nombre real es Vernor Winfield McBriare Smith IV) haga un cover de él en vivo, pero efectivamente hay una línea comparable con el líder de los Modern Lovers: la manera de contar las historias y de musicalizarlas. Para Salad Days, DeMarco fue firme y retó a su costado de compositor: no quería seguir escribiendo canciones que no sean de nada, o ambiguas. Convencido de que hacer canciones más “negativas” iba a ahuyentar a un par de seguidores, no le importó mucho y en su estudio de Brooklyn se encerró a componer y grabar todos los instrumentos de éste, su tercer disco de estudio. Reseña completa – Rodrigo Piedra

13. Thom Yorke – Tomorrow’s Modern Boxes

Independiente

Thom Yorke - Tomorrows Modern Boxes

Tomorrow’s Modern Boxes se mueve en una planicie onírica, pero va más allá del pensamiento, porque explora dimensiones fuera de la mente, abriendo pliegues entre las ensoñaciones y los espacios físicos. La música de Thom Yorke se funde entre el sueño y el espacio; existe en ese momento situado en la confusión de la vigilia con el ensueño; ahí, en ese espacio-tiempo donde nace la pregunta acerca de la veracidad de lo vivido. Reseña completa – Adrián Rocha

12. Erlend Oye – Legao

Bubbles Records

Erlend Oye - Legao

El noruego que hace poco visitó el país en el marco del Music Wins Festival se lució lanzando un álbum prolijo, con ritmos que rozan lo reggae y lo playero, y con canciones bien simpáticas. Erlend Øye dejó a un lado lo electrónico de Unrest y grabó este disco en Islandia, que con temas como «Fence Me In«, «Say Goodbye» o la pegadiza «Bad Guy Now«, puede disfrutarse en cualquier momento del año. Nada más alejado de los fríos nórdicos que Legao. Florencia Garrido

11. Javiera Mena – Otra Era

Unión del Sur

Javiera Mena - Otra Era

Otra era es el último trabajo de Javiera Mena, compositora chilena que cuenta con una extensa trayectoria. El disco posee una energía particular. Si bien su música sigue moviéndose dentro del electropop, el álbum pareciera extender aún más esa potencia que ya encontrábamos en sus producciones anteriores. Canciones por un lado, electrónica por otro, y el pop como concepto. Todo el disco se funde en esa tripartita dimensión. Las composiciones insinúan que la búsqueda de la cantante está orientada a la canción. Pero al mismo tiempo, los arreglos, sonidos y climas pertenecen al mundo de la música electrónica; y el pop adviene como resultado de esta fusión. A veces podría resultar tautológica esa necesidad de subdividir a los géneros al punto tal de encontrarnos con miles de ramificaciones que en lugar de especificar terminan confundiendo o sofisticando cosas que en realidad son más simples. Pero, en este caso, la conjugación que hace a la etiqueta «electro-pop», es adecuada, ya que la música de Javiera Mena está licuada en esas dos instancias que siempre dialogan, a las que se suma la canción como formato. La pista que da nombre al disco es, antes que otra cosa, una canción; luego, los climas la transforman, pero no deja de ser nunca una composición de ése tipo. «Esa fuerza«, en cambio, tiene más de electrónica que de canción, sin embargo, el fraseo de ella y los arreglos de los sintetizadores la trasladan a otro territorio: el de la canción pop. Así sucede a lo largo de todo el disco. Otra era es una gran producción del pop regional, y eso muestra con creces que no hay nada que envidiar a lo que sucede en otras latitudes. Adrián Rocha